Planificación y seguimiento de Seach Console (Webmaster Tools) para exprimir su potencia

Search Console (antes Webmaster Tools) proporciona muchas herramientas que nos permiten analizar cómo evolucionan nuestros sitios webs en los resultados de búsqueda de Google, junto con diversos factores que afectan a su posicionamiento orgánico. Ahora bien, ¿cuándo debemos analizar los datos que nos proporcionan? ¿Con qué frecuencia? Repasamos las herramientas más relevantes y en qué casos debemos revisarlas para optimizar nuestro posicionamiento.

Tiempo medio de lectura: 14 min (4.400 palabras).
Si no tienes tiempo ahora, puedes saltar directamente a las conclusiones del artículo.

Tabla de contenidos


Guía de hosting WordPress y mejores optimizaciones

Más que un tutorial paso a paso de Search Console (Webmaster Tools)

Tutorial y planificación del seguimiento de tareas con Search Console
¿Esto es un tutorial de Search Console?

La principal dificultad cuando se empiezan a utilizar las herramientas de Search Console (antes Webmaster Tools) no está precisamente en la interacción con ellas – gracias a un interfaz de usuario tan sencillo como versátil que proporciona un entorno de muy fácil uso sin perder potencia por ello –, sino en, por un lado, cómo interpretar y analizar los datos, y, por otro, cuándo utilizar una u otra de estas herramientas.

En este artículo nos vamos a centrar en este segundo aspecto: en qué situaciones o con qué frecuencia deberíamos utilizar y analizar los datos de cada una de las herramientas de Search Console.

Antes de continuar, quisiera aclarar que el presente artículo no es una guía o un tutorial de Search Console, sino que va un paso más allá y parte de la base de que el usuario ya tiene un conocimiento básico de esta plataforma y de los conceptos en torno a los que gira cada una de sus herramientas.

Pero si estás empezando, o quieres refrescar conocimientos, y prefieres una guía paso a paso, con una explicación detallada de cada herramienta y cómo interpretar sus datos, te recomiendo la lectura de este excelente tutorial de Search Console realizado por Javier Marcilla, más conocido como Ninja SEO.

Eso sí, cuando lo hayas leído, vuelve por aquí para exprimir al máximo toda su potencia 😉

 

¿Por qué debemos planificar el seguimiento con Search Console?

El seguimiento de Search Console debe serguir una planificación
¿Cómo? ¿Planificar Search Console?

Hecha esta aclaración, os podéis hacer esta pregunta (sí, ésa misma del encabezado justo encima 😀 ). Veamos si puedo responderla…

Cuando el principiante (y, a veces, el no tan principiante) se enfrenta a Search Console, su “estrategia” suele limitarse a una de estas dos posibilidades:

  • Acceder todos los días y revisar todas las herramientas (hasta que se cansa y pasa a la segunda opción).
  • Acceder “de vez en cuando”o “cuando se acuerda” y casi siempre al mismo conjunto de herramientas (las que mejor comprende o más le gustan).

El principal inconveniente común a estas dos opciones es que el usuario se comporta exclusivamente de forma reactiva ante las herramientas, no proactiva. Es decir, acude a la herramienta para “ver qué está pasando”.

Bien es cierto que la mayoría de las veces acudimos a Search Console para analizar cómo Google está valorando distintos factores relacionados con el posicionamiento orgánico de nuestro sitio web y, en función de la interpretación de los datos, adaptar nuestra estrategia de posicionamiento (“reaccionamos”).

Sin embargo, también podemos utilizarla para analizar los efectos de nuestras actividades; es decir, cómo evolucionan estos factores ante nuestra estrategia de posicionamiento (“actuamos”). En este caso, debemos comprender no sólo qué mide o analiza cada herramienta, sino cómo resultan afectadas por nuestras acciones y cuándo debemos utilizarlas.

Sólo estableciendo una relación causa-efecto entre nuestra estrategia de posicionamiento con los datos mostrados por Search Console podremos consolidar y mejorar el posicionamiento de nuestros sitios web en los buscadores. Y, la única forma de conseguir esto, pasa por utilizarla adecuadamente cada vez que demos un paso en nuestra estrategia.

Por supuesto, también habrá factores externos (ya sabemos que nuestros competidores no se quedan tumbados a la bartola admirando nuestras hazañas “posicionadoras”), que pueden enmascarar el efecto de nuestras acciones, pero ahí ya entraría nuestra habilidad para interpretar todos los datos disponibles y aislar, en la medida de lo posible, estas influencias externas.

 

¿Con qué criterios haremos esta planificación?

Ahora bien, una vez que tenemos claro que no podemos dejar nuestra actividad con Search Console a la ventura, ¿podemos definir algún criterio de cuándo o en qué situaciones debemos utilizarlo?

Básicamente, se reduce a los dos criterios siguientes:

  • Después de algún cambio en nuestro sitio web, para comprobar el impacto que este cambio haya podido tener. Hay que tener en cuenta que casi nunca los cambios son inmediatos, sino pasados unos días (incluso semanas), por lo que deberíamos llevar una agenda de nuestra actividad para poder relacionar los cambios que hayamos hecho con alguna reacción observada en el análisis de Search Console.
  • Periódicamente, aunque el sitio web no haya cambiado, para analizar la evolución de su posicionamiento orgánico y los factores evaluados por Google. Una periodicidad fija para todas las herramientas no tiene mucho sentido, pues mientras algunas cambian casi a diario, otras pueden tardar semanas en mostrar algún cambio. Nuestra planificación debe adaptarse a esta circunstancia.

A estos criterios habría que añadir un tercero, pero que queda fuera de nuestro control: cuando Search Console nos notifica de algún error al rastrear nuestro sitio web, el cual deberemos atender y resolver cuanto antes. Para este caso, podemos activar la opción de notificación por correo electrónico, para no tener que estar entrando todos los días en Search Console:

Habilitar las notificaciones en las preferencias de Search Console

Sin embargo, Search Console no avisa de todas las incidencias, sean errores o avisos (“warnings”), por lo que no debemos confiar todo el seguimiento solo a cuando nos llega una notificación.

 

La primera vez con Search Console

Algunas herramientas de Search Console sólo necesitamos utilizarlas la primera vez, cuando damos de alta un sitio web. Aunque algunas de ellas se pueden configurar posteriormente, raramente lo haremos y, de hacerlo, será debido a algún cambio radical relacionado con el sitio web o nuestra estrategia de posicionamiento, por lo que se podría considerar casi como un reinicio.

 

Añadir y verificar una propiedad

Paso imprescindible que debemos hacer para poder analizar el posicionamiento orgánico de nuestro sitio web a partir de los datos recopilados por Search Console:

Añadir una nueva propiedad a Search Console

Como es lógico, no podemos añadir cualquier propiedad, sino sólo aquellas de las que seamos propietarios o tengamos permiso para ello. Por ese motivo, después de añadir una propiedad, Search Console nos proporcionará varios métodos de verificación para que confirmemos que somos su propietario.

En este apartado, es importante tener en cuenta que debemos añadir dos propiedades por cada sitio web: una con el prefijo “www.” y otra sin dicho prefijo.

Después de añadir y verificar una propiedad, aparecerá en el panel de control:

Elegir la propiedad para analizar con Search Console

 

 

Configurar el dominio preferido

Las direcciones URL de los sitios web pueden ser con o sin el prefijo “www.”. Para evitar que Google indexe páginas repetidas, según sea con o sin este prefijo, debemos indicar cuál queremos que sea nuestro dominio preferido:

Configuración del dominio preferido del sitio en Search Console

Aunque este paso no es obligatorio, sí que es altamente recomendable, pues las duplicidades pueden penalizar nuestro posicionamiento o confundir al buscador, aunque, a efectos prácticos, da lo mismo elegir uno u otro como dominio preferido.

 

Conectar con Google Analytics

Aunque no es necesario para acceder a las herramientas de Search Console, permite integrar los datos recopilados por Search Console en los informes estadísticos de tu cuenta de Google Analytics. Aunque no la estés utilizando (¿¿¡¡!!??), asocia ambas cuentas: no pierdes nada por hacerlo y, cuando te haga falta (y, créeme, te hará falta), ya lo tendrás hecho:

Asociar la cuenta de Search Console con Google Analytics

 

Segmentación internacional

Este paso tampoco es imprescindible, pero puede ayudarte a focalizar tus esfuerzos de posicionamiento en una determinada área geográfica, pues la mayoría de tu usuarios y visitas provienen de ese área.

Esto lo puede determinar la propia Google a partir de el dominio de nivel superior (lo que viene después del último punto en la dirección del sitio web), en caso de ser un dominio geográfico (como .es, .fr o .us). Pero si fuera un dominio neutro (como .org, .com o .net), le puedes indicar a Google el país destinatario para que lo tenga en cuenta en las búsquedas geográficas:

Segmentación internacional del sitio web dentro del tráfico de búsqueda

 

Después de añadir una página web o modificar el sitio web

Este apartado entraría en nuestra iniciativa proactiva para que Search Console tenga constancia cuanto antes de cualquier cambio en nuestro sitio web.

Por su propia dinámica, Search Console detectaría por sí mismo estos cambios, pero si lo hacemos nosotros, nos aseguramos que sea lo antes posible (aunque siempre sujeto a los insondables criterios de Google) y así también veremos antes sus efectos en la consola y los resultados de búsqueda.

 

Explorar como Google

Consiste en indicarle a Google que procese el sitio web y, si no ha detectado ningún error, podremos lanzar su reindexación:

Explorar como Google para rastrear el sitio web

Tened en cuenta que, aunque sólo se haya añadido una página o post, este cambio va más allá que la propia página o post, puesto que puede afectar a otras áreas del sitio web a través de los menús, enlaces, etc., por lo que debemos indicarle a Search Console que haga un rastreo completo de la URL y sus enlaces directos:

Alcance del rastreo de Google en una URL sola o con sus enlaces directos

 

Añadir o probar Sitemap

El fichero sitemap contiene una referencia a las páginas y recursos de nuestro sitio web, que puede ayudar a Google a rastrearlo más eficazmente. Además, contiene información adicional (metadatos) sobre cada página y recurso, que amplía la información que Google recopila y analiza para el posicionamiento orgánico.

Por tanto, cualquier cambio en el sitio web (como añadir o eliminar páginas o recursos) también afectará al sitemap. De nuevo, podemos esperar a que Google se dé cuenta o podemos tomar la iniciativa y hacérselo saber cuanto antes:

Añadir o probar el sitemaps en el rastreo de la consola de búsqueda

El fichero sitemap no se crea por sí solo, sino que debemos crearlo nosotros, ya sea manual o automáticamente con alguna herramienta. Si no lo tenéis claro, en este artículo explico cómo utilizar sitemaps con el plugin Yoast SEO.

 

Parámetros de URL

Lo incluyo aunque, salvo que tengas bastantes conocimientos de programación y tengas muy claro cómo se utilizan los parámetros de las direcciones, deberías dejar que Google decida cómo gestionarlos, pues te arriesgas a que alguna página no sea indexada y, en consecuencia, no aparezca en los resultados de búsqueda.

Pero si estás seguro del efecto que tienen los parámetros de URL y acabas de hacer algún cambio en el código del sitio web que afecte a su comportamiento en función del valor de algún parámetro, aquí es donde debes decírselo a Google:

Parámetros de URL para rastrear el sitio web

 

Después de modificar una página web

No confundir con el punto anterior. Aquí nos referimos sola y exclusivamente a cambios dentro de una página o post ya existentes, tanto en su contenido (lo que lee el usuario) como en sus datos meta (title, meta-description, etc.). Por tanto, el campo de acción de este cambio está restringido solo a esta página o post.

 

Explorar como google

Con el mismo propósito que vimos en el punto anterior para este proceso, le indicamos a Google que procese la página modificada y, si no hay ningún error, que rastree sólo esa URL:

Explorar como Google para rastrear una página web

 

Seguimiento semanal de Search Console

Veamos ahora qué herramientas deberíamos consultar o utilizar una vez por semana. Aunque algunos de ellos se podrían hacer con más frecuencia (como las acciones manuales, que puede producirse en cualquier momento e incluso varias veces), Google lanza una notificación si detectara algún problema grave, por lo que podremos atenderlo tan pronto se produzca sin tener que estar revisándolo día tras día.

 

Panel de control

Es la página que muestra Search Console cuando seleccionamos la propiedad del sitio web. A través de este panel nos informa de los últimos cambios importantes en la configuración del sitio web, del estado actual del rastreo y de la evolución de los resultados de búsqueda.

Si durante el rastreo Google ha detectado algún error, también nos lo indica a través del panel de control, con un enlace para acceder directamente a la descripción del mensaje de error y a toda la información necesaria para solucionarlo:

Panel de control de Search Console

 

Estado de indexación

A través de esta página podemos consultar las páginas que Google ha indexado del sitio web. Lo más importante de esta gráfica es observar que su evolución sea consistente con nuestras acciones; es decir, que aumenta a medida que añadimos contenido o disminuye cuando lo eliminamos:

Estado de indexación del índice de Google en Search Console

En caso que Google esté indexando bastantes menos páginas/posts de las que tenemos realmente, nos puede indicar que está habiendo algún problema de indexación y deberemos investigar la causa. Pero si indexara bastantes más, deberemos asegurarnos que no haya páginas duplicadas.

Si observamos algún comportamiento anómalo, como que disminuye bruscamente el número de páginas indexadas, puede ser señal de que estamos sufriendo un ataque de SEO negativo o que estamos incurriendo en penalizaciones con nuestra estrategia de posicionamiento. Un aumento brusco de páginas, por su parte, podría significar que se estén duplicando páginas o posts.

 

Errores de rastreo

Esta información aparece reflejada directamente en el panel de control de Search Console, aunque solo su número y tipología general. Para saber qué errores se han detectado y dónde se encuentran, se pulsa en la barra de “Errores de rastreo” del Panel de control, que nos lleva a una página donde podremos ver una descripción detallada de cada error y lo necesario para resolverlo, tanto en versión escritorio como móvil:

Errores de rastreo en Search Console

 

Acciones manuales

Quizá lo que más tememos que nos haga Google, porque significa que un revisor (humano) de Google ha observado un comportamiento anómalo en el funcionamiento de nuestro sitio web que esté en contra de las directrices de calidad para Webmasters. En otras palabras, que hemos sido unos niños malos, muy malos, y hemos utilizado malas artes para posicionarnos:

Acciones manuales dentro del tráfico de búsqueda de Search Console

Las acciones manuales, en principio, siempre son notificadas y aparecen en el panel de control, por lo que no haría falta comprobarlo en el apartado correspondiente. Yo, por tranquilidad y reposo mental, prefiero mirarlo una vez por semana, que a veces las prisas nos juegan malas pasadas y se nos puede pasar algo por alto 😉

Ni que decir tiene que las acciones manuales deben ser atendidas urgentemente para solucionarlas, siguiendo el proceso recomendado por Google.

 

Análisis de búsqueda

Probablemente la herramientas más útil y potente que Search Console, puesto que nos permite analizar el comportamiento de búsqueda de los usuarios y cómo llegan a nuestro sitio web. Además, si hemos conectado las cuentas de Search Console y Google Analytics, podremos utilizar esta información para refinar aún más nuestra estrategia de posicionamiento orgánico:

Análisis de búsqueda del tráfico del sitio web

Dada su importancia, podemos caer en la tentación de utilizar esta herramienta todos los días. Salvo circunstancias muy específicas de alguna campaña o mucha volatilidad en las visitas, en general no tiene mucho sentido: la información que nos presenta Search Console suele ser al menos con 2-3 días de retraso, con lo que no es posible tomar medidas con efectos inmediatos, y perderíamos la perspectiva de analizar la variabilidad entre distintos días de la semana.

 

Problemas de seguridad

Dada su importancia, Search Console también nos notifica, por correo, si así lo hemos configurado, y en el panel de control, cuando detecta algún problema de seguridad, una forma refinada de decir que nuestro sitio web puede haber sido hackeado. No perdamos la calma (“¡vamos a morir todos!”) y sigamos las instrucciones que pueda darnos Google:

Problemas de seguridad detectados por Search Console

 

Seguimiento quincenal de Search Console

Pasemos ahora a las herramientas que consultaremos una vez cada dos semanas. En general, son problemas menos graves o información menos relevante que las vistas en el seguimiento semanal y con menos repercusión a corto plazo.

Sin embargo, no nos relajemos: si dejamos pasar cualquier error o problema de este apartado demasiado tiempo, acabará afectando negativamente a nuestro posicionamiento orgánico.

Por otro lado, Search Console puede demorarse bastante días, hasta más de una semana, en reflejar los cambios relacionados con estas herramientas que hayamos hecho. Aumentar la frecuencia de seguimiento no hará que los revise antes y estaremos perdiendo nuestro tiempo.

 

Mejoras de HTML

Google no nos notifica sobre estas incidencias, por lo que no debemos pasar por alto en nuestro seguimiento. No son errores graves, sino que Google ha podido indexar correctamente las páginas web pero ha detectado algunos problemas con su contenido que no aprovechan todas las posibilidades del posicionamiento orgánico, como títulos (title) o metadescripciones (meta-description) duplicados o vacíos o errores de etiquetado:

Mejoras de HTML dentro de aspectos de búsqueda de la consola

Debe ser nuestra prioridad resolver estas incidencias, aunque su efecto no sea inmediato, pero esto forma parte de la filosofía del posicionamiento orgánica: necesita bastante tiempo de rodaje.

El gestor de contenidos WordPress no dispone de un método para resolver fácilmente estas incidencias, pero el plugin WordPress Yoast SEO incluye una herramienta muy versátil para hacerlo.

 

Recursos bloqueados

El fichero robots.txt contiene directivas que, principalmente, le indican a los buscadores qué partes de un sitio web pueden indexar y cuáles no. Los rastreadores de los buscadores no están obligados a acatarlas, pero todos los buscadores las siguen en líneas generales (lo que no impide que otros rastreadores, con menos conciencia, no les echen cuenta).

En general, querremos que Google rastree todo nuestro sitio pero, en función de nuestro estrategia de posicionamiento o del tipo de contenido del sitio web, puede que nos interese que no indexe alguna sección o carpeta (esto es, sus ficheros o recursos, correspondiente a páginas, scripts, imágenes, etc.). A priori, no es mejor ni peor tener o no algún recurso bloqueado: depende de nuestra estrategia.

Si este fuera nuestro caso, podemos comprobar que Google no esté indexando esos recursos y, paralelamente, que esté indexando correctamente el resto. Si Google no puede indexar algún recurso que nos interesa o indexa otro que no nos interese, deberemos revisar las directivas del robots.txt:

Recursos bloqueados por robots.txt en el índice de Google

Por otra parte, si nuestro fichero robots.txt no tiene ninguna directiva (es decir, permite el acceso a todo el contenido del sitio web), no es necesario que hagamos este tipo de seguimiento.

 

Índice de sitemaps

A través del panel de control de Search Console podemos comprobar si los ficheros sitemap tienen algún error; por ejemplo, que no hay podido acceder a algún recurso o un error tipográfico en el fichero sitemap. En caso de ser así, debemos resolverlo porque estamos dando unas indicaciones al rastreador que, después, descubre que no son ciertas, lo que puede confundirle y retrasar el éxito de nuestro posicionamiento orgánico:

Errores del sitemap al rastrear el sitio web

 

Enlaces internos

Los enlaces internos son un factor decisivo en la arquitectura de un sitio web, porque los rastreadores los utilizan como un marcador de la importancia relativa de una página web con respecto a otras páginas del mismo sitio web y, en consecuencia, afectará a su posicionamiento orgánico. En general, aquellas páginas que reciban mayor número de enlaces internos tendrán mayor valoración (y mejor posicionamiento) para Google.

A través de esta opción veremos los enlaces internos que Google contabiliza y las correspondientes páginas de destino, para asegurarnos que coinciden con el objetivo de nuestra estrategia y rediseñar nuestra estructura de enlaces interno si fuera necesario:

Enlaces internos dentro del tráfico de búsqueda de Search Console

Hay que tener en cuenta que los cambios en los enlaces internos pueden tardar bastantes días en aparecer en esta tabla, por lo que no hace falta que aumentemos la frecuencia de su seguimiento.

 

Usabilidad móvil

Con un uso cada vez más generalizado de dispositivos móviles, es importante que nuestro sitio web pueda navegarse sin problemas en dichos dispositivos. En caso contrario, Google penalizará nuestro posicionamiento en las búsquedas para móviles y nos mostrará los problemas detectados en esta herramienta:

Usabilidad móvil del sitio web dentro del tráfico de búsqueda de Search Console

Si nuestro sitio web apenas cambia con el tiempo, este seguimiento podría hacerse mensualmente o incluso solo cuando se modifique una página o sitio web, pero hay que tener en cuenta que pueden pasar varios días hasta que veamos algún efecto en esta gráfica (en caso de que el cambio haya generado o resuelto algún problema, claro).

 

Seguimiento mensual de Search Console

El motivo por el que estos datos solo necesitan revisarse mensualmente no es porque no sean importantes (ya veremos que todas son muy relevantes para el posicionamiento orgánico), sino porque Google tarda bastante tiempo, hasta semanas enteras, en reflejar cualquier cambio, ya sea por haber añadido nuevos elementos al sitio web como por haber corregido alguna incidencia.

Este aparente retraso no debería preocuparnos: el posicionamiento orgánico requiere tiempo para asentarse y consolidar resultados, y esta dinámica se hace aquí más evidente.

 

Palabras clave de contenido

A través de esta herramienta podemos tener una idea de cómo Google interpreta y entiende el contenido nuestras páginas web a partir de las palabras utilizadas en ellas y, en su conjunto, la temática del sitio web completo.

No debemos confundir estas “palabras clave” con las palabras clave o keywords utilizadas para la optimización del posicionamiento orgánico en las búsquedas de los usuarios, aunque guardan cierta relación. Por ejemplo, si nuestra palabra clave para una página web es “posicionamiento orgánico” entonces las palabras clave de contenido “posicionamiento”, “orgánico” y sus variaciones deberían aparecer varias veces en esa página.

Igualmente, las palabras clave de contenido que más aparecen en total deberían estar relacionadas con la temática de nuestro sitio web. Si no es así, Google podría no identificar correctamente la temática y acabar perjudicándonos en el posicionamiento para términos de búsqueda relacionados con dicha temática.

Palabras clave de contenido en el índice de Google

 

Enlaces a tu sitio

Nadie rastrea e indexa más que Google y, a través de esta pantalla, podemos ver qué enlaces  apuntan desde el exterior a nuestro sitio web, a qué páginas y con qué texto-ancla (“anchor text”).

Cuando analicemos estos datos, debemos fijarnos en varios aspectos importantes:

  • Que el número total de enlaces aumenten con respecto a la anterior comprobación.
  • Que nuestras páginas más importantes tengan el mayor número de enlaces externos.
  • Que entre los dominios que apuntan a nuestro sitio web, no haya ninguno de “dudosa reputación” o con textos-ancla inapropiados, lo que podría significar que estemos bajo un ataque de SEO negativo.

Enlaces externos entrantes al sitio web dentro del tráfico de búsqueda

 

Accelerated Mobile Pages

La tecnología AMP permite disponer las páginas HTML en otro formato, optimizado para la navegación en dispositivos móviles, acelerando su descarga y mejorando la visualización del contenido en pantallas de tamaño pequeño.

Esta herramienta se ha incluido en Search Console hace pocos meses y, a día de hoy, son todavía muchos los sitios web que no incorporan esta tecnología. Para ellos, la respuesta de Search Console no puede ser más clara:

Sitio web sin tecnología AMP en el aspecto de búsqueda

Pero si ya hemos empezado a utilizar AMP en nuestro sitio web, Search Console no solo lo detectará, sino que verificará que se ajusta a la especificación AMP, mostrando los errores de validación que encuentre:

Validación y estado de AMP dentro del aspecto de la búsqueda web

No tenemos que esperar a que Search Console nos indique estos errores de validación, sino que podemos hacerlo nosotros mismos a través del validador AMP que proporciona el equipo de AMP Project.

Si acabamos de incorporar esta tecnología, podemos reducir este seguimiento a quincenal o incluso a semanal, para comprobar que Google esté detectando y validando correctamente las nuevas páginas AMP. Sin embargo, el tiempo de reacción de Seach Console está siendo bastante lento. Por ejemplo, yo mismo añadí AMP a mi sitio web hace casi dos semanas, y más de una semana después sólo había detectado 4 páginas AMP 🙁

 

Datos estructurados

Mediante los datos estructurados podemos destacar o “marcar” partes del contenido de una página web para facilitar su identificación. Por ejemplo, el autor de un artículo, su fecha de publicación, las valoraciones de los usuarios o el contacto del autor en alguna red social.

Google utiliza la información de los datos estructurados para confeccionar y mostrar los fragmentos enriquecidos o las tarjetas enriquecidas en los resultados de búsqueda:

Tipos de fragmentos enriquecidos en resultados de búsqueda (SERP)

Aunque Google asegura que los datos estructurados no afectan directamente al posicionamiento orgánico, lo que sí es cierto es que un usuario clicará más fácilmente en un enlace con fragmentos enriquecidos que en otro sin ellos.

Igual que con las páginas AMP, podemos reducir la periodicidad de este seguimiento a quincenal o semanal si acabamos de incorporar los datos estructurados a nuestras páginas web, para comprobar que se detectan y validan correctamente:

Validación y estado de los datos estructurados dentro de Search Console

En este caso, Google no tarda tanto tiempo en reaccionar como con las páginas AMP, pero un compás de espera de hasta dos semanas no es raro.

Una vez que tengamos consolidados la introducción de los datos estructurados, sin ninguna incidencia, podemos pasar a un seguimiento mensual sin mayor inconveniente.

 

Conclusiones

Search Console nos ofrece múltiples herramientas para analizar y mejorar los factores más relevantes que utiliza Google para posicionar nuestros sitios web. Son lo más cercano que tenemos a saber cómo Google “ve” nuestras webs y no debemos obviarlas para evaluar los resultados de nuestra estrategia de posicionamiento orgánico.

Posiblemente prestemos más atención a las herramientas relacionadas con el tráfico de búsqueda (especialmente, el análisis de búsqueda y los enlaces internos y entrantes), por cuanto nos permiten analizar cómo llegan las visitas a nuestros sitios webs, y les hacemos un seguimiento bastante frecuente.

Sin embargo, no deberíamos desestimar el resto de herramientas e incluirlas también en nuestra planificación de seguimiento de Search Console; aunque no nos informen directamente de las visitas, nos suministran información valiosa que afecta directamente al posicionamiento orgánico e incluso al índice de conversión.

Pero la importancia relativa de cada herramienta, el efecto de su impacto en el posicionamiento y la frecuencia de actualización de sus datos varían de una a otra. No tiene sentido establecer una periodicidad fija para todas ellas: en algunos casos estaríamos visualizando los mismos datos una y otra vez; mientras que, en otros casos, sólo estaríamos haciendo una lectura parcial de los datos, afectando negativamente a nuestro análisis.

Por tanto, el seguimiento de las herramientas de Search Console debe hacerse siguiendo una planificación que contemple dos situaciones:

  • Un esquema temporal periódico, en función del grado de actualización de cada herramienta, sea semanal, quincenal o mensual.
  • Vinculado a cambios del sitio web, tanto para que Google detecte cuanto antes estos cambios como para evaluar el impacto de dichos cambios.

 

Si quieres posicionar en Google, tienes que recurrir a Search Console. Esto está fuera de toda duda, pero ¿sigues alguna planificación para utilizar de sus herramientas? ¿Tienes otra forma de analizar sus datos? ¿O crees que no es necesaria ninguna planificación, sino utilizarlas de vez en cuando?

Imágenes: freepik, elaboración propia.

 

¿El post te ha resultado útil? ¡Ayúdame a mejorar y puntúalo!

[ Hasta ahora habéis votado 4, con nota media 4.8 ]
 
Tweet about this on Twitter8Share on Facebook0Share on Google+3Pin on Pinterest2Share on LinkedIn0Buffer this pageEmail this to someone

Quizás también te interese...

Planificación del Seguimiento de las herramientas de Search Console
Sobre el autor,
Consultor SEO Freelance, Ingeniero Superior de Informática, Certificado en Google Adwords y Experto Universitario de Social Media Marketing, con más de 20 años de experiencia en el sector de Internet y las Nuevas Tecnologías.

Hay 3 comentarios acerca de:
    “Planificación del Seguimiento de las herramientas de Search Console

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.