Cómo obtener y evaluar los Backlinks que ha rastreado Google

Las estrategias de Link Building deben considerar dos importantes factores: qué hace que un “backlink” tenga mayor relevancia que otro, y qué enlaces entrantes tiene un sitio web. Para el primero, debemos saber distinguir entre buenos y malos enlaces. Para el segundo, necesitamos un mecanismo para recopilar enlaces entrantes y, preferentemente, aquellos enlaces que Google conozca; por ejemplo, mediante Search Console.

Tiempo medio de lectura: 19 min (6.100 palabras).
Si no tienes tiempo ahora, puedes saltar directamente a las conclusiones del artículo.

Tabla de contenidos


Guía de hosting WordPress y mejores optimizaciones

Los Backlinks, ¿realmente son tan importantes como creemos?

La importancia y valor de backlink a un sitio web
¿Qué valor tiene un backlink?

Puede resultar paradójico que un artículo sobre enlaces entrantes o backlinks la primera sección cuestione sobre su importancia. Pero no quiero llevar a equívocos, así primero voy a responder a la pregunta y entonces voy a explicar porqué la he planteado.

En efecto, los enlaces entrantes forman un parte importante de una estrategia de optimización de posicionamiento orgánico; sin embargo, muchas veces observo una focalización excesiva en las estrategias de Link Building, hasta el punto que otras áreas están desatendidas o, incluso, totalmente abandonadas.

A veces, para que un cliente o usuario comprenda lo que quiero decir sobre la importancia de valorar y evaluar todos los factores del posicionamiento SEO, utilizo un ejemplo de la experiencia cotidiana sobre el que la mayoría tenemos un criterio bastante bien formado.

Supongamos que nos vamos a mudar a otra ciudad y debemos elegir en qué barrio alojarnos (en pro del ejemplo, olvidémonos que limitaciones económicas). En este contexto, ¿cuál sería los factores que evaluaríamos para elegir uno u otro? Sin pretender ser prolijo, algunos podrían ser:

  • Cantidad y diversidad de establecimientos comerciales, de recreo y centros escolares en la zona.
  • Disponibilidad de varias alternativas en el trazado de las calles, permitiendo una buena comunicación con el resto de la ciudad.
  • Buena comunicación con líneas de transporte público, como metro o autobús.
  • Antigüedad de las construcciones de la zona, tanto edificios como infraestructura interna (alcantarillado, líneas telefónicas, suministros).

Seguramente, cada uno de vosotros tendréis vuestros propios criterios y baremos para esta elección, pero todos coincidiremos en que no hay un factor tan importante y relevante que haga que nos desentendamos o ignoremos el resto. A lo sumo, una muy buena valoración de uno podría compensar la no tan buena de otro. Pero nunca uno, por sí misma, será decisivo.

En un sitio web, también tenemos una serie de factores que influyen en su posicionamiento orgánico, como la arquitectura de las páginas, la calidad de los contenidos, el rendimiento y tiempo de respuesta del servidor, la experiencia de usuario, presencia en las Redes Sociales… y, claro, las conexiones (enlaces) con otros sitios webs, especialmente los entrantes.

Incluso podríamos encontrar correspondencias entre cada factor de posicionamiento de un sitio web con los factores de elección de un barrio. Por ejemplo, la red de backlinks se correspondería con una buena comunicación con el resto de la ciudad, vía calles y transporte público.

 

La paradoja de los sitios web bien posicionados “sólo” con Backlinks

Por qué hay sitios web bien posicionados sólo con backlinks
¿Por qué hay webs “feas” bien posicionadas?

Ahora bien, llegados a este punto, seguramente que a muchos os vendrán a la cabeza sitios web de dudosa calidad o calidad mejorable que, sin embargo, ocupan muy buenas posiciones para palabras clave muy competidas gracias a que, en cambio, tiene un magnífico entramado de enlaces entrantes, diverso y de calidad.

Yo también conozco algunos cuantos de sitios web con esta circunstancia, por no mencionar los experimentos realizados para colocar una determinada página en la primera posición de Google para una palabra clave en concreto. Pero, a excepción de los experimentos, que se circunscriben a un área muy acotada y cada uno merecería un análisis aparte, estos sitios web suelen reunir una serie de características:

  • Son sitios web con bastante solera en su sector, que llevan varios años en su área de negocio o conocimiento, por lo que su marca tiene derecho a cierto reconocimiento y solvencia. que debemos reconocerle.
  • Durante años, esos sitios web han llevado una política de Link Building acorde a los tiempos que corrían y sería injusto arrebatarles de la noche a la mañana algo por lo que han trabajado durante meses o años para conseguirlo.
  • Técnicamente, no son sitios web actualizados a las últimos (o penúltimos) avances tecnológicos, pero tampoco presentan transgresiones técnicas demasiado graves y, por tanto, no reciben una penalización demasiado alta.
  • Con respecto a los contenidos, tampoco son especialmente brillantes, pero lo suficientemente buenos como para haber atraído durante años, y seguir atrayendo, bastantes visitas.
  • Consiguieron alcanzar los primeros puestos con esfuerzo y dedicación durante años. No sería justo que Google, o quien sea, los castigase a las profundidades de los SERP’s cada vez que actualice su algoritmo de búsqueda.

Esto no significa que cuando un sitio web alcanza el “Valhalla” pueda dormirse en los laureles. Sin embargo, sí que tiene sentido que tenga un cierto “tiempo de gracia” para ir adaptándose a los nuevos factores, tecnologías o tendencias. Me gustaría ver dentro de unos meses o años esos sitios web que ahora, “incomprensiblemente”, están en la primera posición, pero que no cambiaran su estrategia de posicionamiento.

 

Evaluación y penalización de los enlaces entrantes

Cómo se evalúan y penalizan los enlaces entrantes de un sitio web
Evaluemos la calidad de los enlaces entrantes

La importancia de los enlaces entrantes cobró mayor protagonismo cuando Google actualizó su algoritmo de búsqueda con la primera versión de Penguin en 2012, especialmente concebido para combatir la manipulación de la estructura de enlaces entrantes a un sitio web, penalizando lo que identifique como un enlace no natural; es decir, un enlace creado expresa y artificialmente para inyectar ranking a la web destino.

Desde entonces, Penguin ha tenido hasta seis actualizaciones en total, cada una de ellas diseñada para identificar y penalizar la utilización específica de algún tipo de técnica Black Hat SEO de construcción artificial de redes de enlaces entrantes a un sitio web.

Hasta ahora, el algoritmo Penguin se ha caracterizado por una peculiaridad bastante molesta: cuando etiqueta y penaliza un sitio web, hay que esperar hasta la siguiente ejecución de una actualización de Penguin para que detecte las medidas correctoras en ese sitio web y borre sus penalizaciones.

La siguiente versión de Penguin, la 4.0, anunciada desde mediados de 2015, promete que hará estas revisiones en tiempo real, con lo que ya no habrá que esperar a que se ejecute la siguiente actualización del algoritmo, sino que quitará las penalizaciones en el momento que las detecte. Sin embargo, en palabras del propio John Mueller, no hay fecha cerrada para Penguin 4.0 (y a ver si aun será en 2016).

No se puede decir que antes de Penguin los enlaces fueran menos importantes, sino que introdujo la novedad de que los enlaces no eran todos iguales, sino que hay enlaces con más valor que otros, así como la detección de comportamientos o patrones anómalos en el crecimiento y expansión de la red de enlaces entrantes de una web.

 

¿Cómo distinguir un enlace entrante bueno de uno malo?

La primera respuesta a esta pregunta sería un (tímido) “no lo sabemos”, porque Google se guarda muy mucho de explicar el proceso exacto de evaluación de los enlaces. Así que debemos basarnos, por un lado, en las omnipresentes directrices de calidad para Webmasters, y, por otro, en las publicaciones oficiales de Google a través de su blog o en YouTube.

Así que, aunque no sepamos exactamente cómo evalúa Penguin los enlaces entrantes, sí que podemos extraer algunas pautas generales a tener en cuenta en nuestra estrategia de Link Building si no queremos incurrir en enlaces entrantes perniciosos:

  • A priori, un contenido relevante, útil y de calidad tendrá más visitas y enlaces entrantes, por lo que resultaría sospechoso que una página con muchos enlaces entrantes contuviera muy poco texto o recibiera visitas muy cortas.
  • Aunque un contenido relevante tiende a tener más enlaces entrantes, también resultaría sospechoso que la mayoría provinieran de páginas con alto ranking, así, como por designios de la Diosa Fortuna.
  • Un aumento abrupto, desenfrenado e irregular del número de enlaces entrantes durante un corto periodo de tiempo, seguido de una casi total inactividad, puede ser indicio de alguna acción de construcción de enlaces no naturales.
  • Un enlace entre dos webs cuyas temáticas no tienen ninguna relación no tiene el mismo valor que si fueran de temáticas similares. Además, un elevado número de ese tipo de enlaces, entre webs sin relación, puede ser indicio de Link Spamming.
  • La proporción entre enlaces dofollow y nofollow. He leído muchas recomendaciones al respecto (25% dofollow–75% nofollow o 60%–40%, y muchas más), pero creo que es mucho más complicado que eso y que en realidad no hay un proporción fija, sino que depende de la temática de la web, su número de páginas, su ranking o el tamaño de su red de enlaces entrantes. En estos casos, analizar los backlinks de la competencia podría dar algunos valores orientativos.
  • Siguiendo con los enlaces dofollow, resultaría muy sospechoso que todos o la mayoría provinieran de sitios de elevado ranking (huele a chamusquina; es decir, compra de enlaces).
  • Además del texto ancla del enlace, también es importante el texto alrededor de este enlace y la temática de la página origen donde se ubica: un enlace fuera de contexto no aporta nada al usuario habitual de la página donde se encuentra.

Como podéis ver, no hay una fórmula matemática exacta para evaluar la idoneidad o valor de un enlace entrante. Por eso, muchas veces, en muchas situaciones creo que lo mejor es plantearse una pregunta: “¿este enlace entrante puede parecer forzado o fuera de contexto?”, y si la respuesta es afirmativa o dudosa, no poner el enlace.

 

¿Por qué nos interesan los enlaces entrantes que ha rastreado Google?

Disponemos de una enorme variedad de herramientas para encontrar los BackLinks de nuestros sitios webs (como ahrefs, Majestic, Open Site Explorer o Open Link Profiler). Para cada uno de los enlaces entrantes que encuentran, estas herramientas proporcionan información adicional, como:

  • Un ranking de la página origen, la mayoría de las veces en función de un índice propio de la herramienta; por ejemplo, DA (“Domain Authority”) para Open Site Explorer, o TF (“Thrust Flow”) para Majestic, entre otros. Estos rankings nos da una idea de la relevancia e importancia tanto del sitio web como de la página webs de origen.
  • El tipo de enlace, dofollow o nofollow, para saber si el enlace transmite parte del ranking de sitio web origen.
  • El texto ancla del enlace en origen, para analizar qué textos ancla “enganchan” más y atraen más usuarios. Google Penguin, por su parte, analiza las palabras clave de los textos ancla para evaluar su relevancia y oara detectar enlaces no naturales indicativos de Link Spammming.
  • Títulos de la página origen y destino, también relevantes para analizar los enlaces que atraen más usuarios y encontrar algún tipo de correlación con los títulos.
  • Categoría del sitio web origen. Aunque sólo sea orientativo (la clasificación depende de la herramienta), debemos procurar que la categoría del sitio web origen tenga alguna relación con nuestro contenido. En general, los usuarios de sitios webs sin ninguna relación con el nuestro no estarán interesados en pinchar en enlaces a nuestras páginas.

Todos estos datos son cruciales cuando analizamos tanto nuestros enlaces entrantes como los de la competencia pues, por un lado, podemos evaluar la robustez, diversidad y consistencia de nuestra estrategia de Link Building, y, por otro lado, podemos observar cómo actúa nuestra competencia y encontrar ideas útiles para nuestra estrategia.

Sin embargo, no debemos limitar el análisis de una estrategia de Link Building exclusivamente a los datos que recaban estas herramientas. De hecho, es bien conocido que cada herramienta detecta y rastrea subconjuntos distintos de enlaces, siendo recomendable utilizar más de una para sectores con mucha competencia.

Si restringimos el análisis de los enlaces entrantes a lo que estas herramientas detectan, estaremos coartando el alcance y posibilidades de la estrategia de Link Building, puesto que Google tampoco detecta y rastrea el mismo conjunto de enlaces que las herramientas. De hecho, lo habitual es que detecte bastantes más.

Son varios los motivos de que se produzca esta discrepancia entre herramientas y la propia Google:

  • La configuración del fichero robots.txt puede cambiar la forma de rastrear los enlaces de una página y determinar qué enlaces se recolectan y cuáles no. Por ejemplo, permitiendo el acceso a los rastreadores de algunas herramientas, pero restringiendo a otras (por ejemplo, porque presenta un índice de actividad demasiado elevado).
  • El fichero .htaccess también puede influir en el comportamiento de los rastreadores de cada herramienta y de los buscadores, incluso impidiéndoles el acceso a todo el sitio web. Normalmente, nadie impedirá el acceso al rastreador de los buscadores, pero pueden decidir hacerlo para el resto (esto explica, por ejemplo, que sea imposible conseguir backlinks de algunos sitios web que, sin embargo, no tienen ninguna restricción en el robots.txt ni en las meta-etiquetas).
  • La prioridad de Google es rastrear sitios webs y enlaces con el propósito final de evaluarlos y posicionarlos según su algoritmo de búsqueda, por lo que no tiene porque seguir obligatoriamente todos los enlaces de una página si considera que no es relevante para la evaluación del posicionamiento.
  • Por su parte, las herramientas de análisis de backlinks se dedican exclusivamente a seguir y recolectar enlaces y más enlaces, sin hacer distinciones entre ellos por razones de posicionamiento, idoneidad o cualquier otro criterio.
  • Google tiene distintos rastreadores para distintos tipos de recursos o dispositivos, cada uno con su propio comportamiento y directrices que, además, pueden resultar afectados por instrucciones específicas de los ficheros robots.txt y .htaccess.

Todas estas consideraciones nos llevan a única conclusión: si queremos analizar nuestra estrategia de Link Building para posicionarnos en Google, debemos saber qué enlaces tiene Google de nuestro sitio web, porque a la hora de la verdad, ésos son los que el algoritmo de búsqueda de Google evalúa.

Con este fin, en las próximas secciones, vamos a ver tres procedimientos para obtener una lista de los enlaces entrantes a nuestro sitio web que tiene Google.

 

Búsquedas en Google para ver BackLinks en los SERP’s

El primer lugar obvio donde mirar posibles enlaces entrantes sería en los propios resultados de búsqueda de Google. Tan solo debemos introducir en Google el texto de lo que queremos buscar. Y éste es el problema: ¿qué texto deberíamos buscar?

Hay que tener en cuenta que las búsquedas de Google se basan en el texto visible/legible para el usuario, no el código HTML subyacente que lo genera. Pero los enlaces como tal no forman parte de este texto visible, sino que son un código HTML asociado a un trozo del texto visible (que sería su texto ancla o anchor text).

Pero, claro, nosotros solo sabemos los enlaces de nuestras páginas, no los textos ancla, así que ¿qué búsqueda deberíamos hacer para obtener los backlinks de nuestras páginas?

La única posibilidad es utilizar la propia dirección URL de la página web, pero este sistema de búsqueda tiene una importante limitación: solo muestra los backlinks cuyo texto ancla coincida con la propia dirección de la página.

Veámoslo para mi página principal:

Resultados de búsquedas de URLs en Google

 

Observad que he puesto comillas en el cuadro de búsqueda, para asegurar que Google haga una búsqueda exacta. Si no se pusieran, Google también mostraría resultados “parecidos” de otros sitios web y que, por tanto, no nos interesan.

Pero estos resultados también incluyen resultados de nuestro propio sitio web, lo cual no nos interesa: queremos enlaces entrantes EXTERNOS, no internos. Podemos sortear este obstáculo con el comando “site:” de Google:

Resultados de búsquedas en Google con comando "site"

 

El comando “site:” nos permite restringir los resultados de búsqueda de Google a uno o varios sitios webs. En este caso, al anteponer el símbolo “-“ (menos), le indicamos a Google que excluya de la lista de resultados todos los enlaces que pertenezca a ese sitio web (en este caso, www.afernandezalonso.com).

Esta búsqueda la podemos hacer tan compleja como queramos utilizando los diversos comandos y operadores que Google dispone para las búsquedas. Por ejemplo, para saber los backlinks que tengo a mi página principal desde páginas que contengan alguna referencia a la palabra clave “marketing digital”:

Combinación de búsquedas y operadores con el comando "site" en Google

 

De esta forma, podemos hacer un análisis preliminar y básico de los enlaces entrantes a una determinada página web (que no tiene porque ser nuestra, sino cualquier de la competencia), e incluso una prospección rápida de palabras clave elegidas de antemano.

Ahora bien, este método sólo sirve para obtener enlaces cuyo texto ancla sea el propio enlace. ¿Google ofrece algo para obtener backlinks a una página web con cualquier texto ancla? La respuesta es afirmativa, pero…

 

Comando link

Google permite utilizar algunos comandos y operadores cuando introducimos un texto para su búsqueda. Uno de estos operadores, “link:”, satisface la pregunta que nos hacíamos al final de la sección anterior. Según Google, este operador busca páginas cuya dirección contenga la dirección URL que indiquemos; es decir, lo podemos usar para nuestras webs, y también para cualquier otra web.

El formato de este comando no puede ser más sencillo. Por ejemplo, para buscar páginas que apunten a la página principal de mi sitio web, escribiría:

link:www.afernandezalonso.com

Obteniendo lo siguiente:

Resultado de búsquedas en Google con el comando "link"

 

¡¡Pero qué desastre!! ¿¿De verdad que no tengo ningún backlink?? Claro que tengo backlinks, pero Google no los muestra (“quiere” mostrar…), al menos para mi URL porque para otros sitios web sí que funciona:

Listado de enlaces que devuelve la búsqueda con comando "link" en Google

 

Ahora bien, observad el número de resultados en esta última búsqueda: ¿realmente IBM sólo va a tener 5.000 páginas apuntándole? Aquí falla algo…

Si empezáis a probar con otras URL, os encontraréis con esto mismo: desde URL’s que no devuelven ningún resultado, hasta URL’s que sí muestran resultados pero que difícilmente se pueden corresponder, ni de lejos, con la realidad.

El funcionamiento del comando link es tan errático que muchos ya piensan que Google lo ha eliminado o está en proceso de eliminarlo. Sin embargo, un tuit de Gary Illyes, analista de Google,  afirmaba lo contrario unos pocos meses atrás:

Tuit de Google que confirma que comando "link" sigue operativo

 

Sin embargo, Google ha eliminado recientemente cualquier referencia a este comando en la lista de operadores y comandos que soporta su buscador, y ya no aparece entre las opciones de la búsqueda avanzada de Google:

Formulario de la búsqueda avanzada de Google

 

Aunque el comando “info:URL” sigue mostrando la posibilidad de consultar los enlaces a una página web (que internamente utiliza “link:”):

Resultado de búsqueda con el comando "info" de Google

 

Y, por si fuera poco, Matt Cutts nos confunde aún más cuando explica en un vídeo de hace bastante tiempo los motivos por los que no deberíamos utilizar el comando link.

Seguramente el comando “link:” acabe desapareciendo definitivamente, debido a que:

  1. En realidad, este comando no ofrece utilidad alguna para el usuario medio, que sólo está interesado en buscar por palabras clave, no por enlaces.
  2. Pone los backlinks de cualquier sitio a disposición de todo el mundo, incluida la competencia.
  3. La información que ofrece (ofrecía) este comando la podemos obtener y descargar desde la Search Console de Google.

En definitiva, tenemos la opción de utilizar el comando link, pero solo como tanteo para ver qué podemos obtener y poco más.

 

Scrapeando los resultados de búsqueda…

Con los operadores y comandos que hemos visto hasta ahora, obtenemos una lista de resultados a lo largo de varias páginas web, lo cual nos dificulta analizar decenas o centenares de enlaces.

Existen herramientas que pueden recopilar la información de los SERP’s y consolidarla en un formato mucho más manejable, como una hoja de cálculo. Sin embargo, esta técnica, denominada scrapping o consultas automatizadas, está vetada por las Condiciones de Servicio de Google.

Si Google detecta o sospecha que estamos scrapeando sus resultados de búsqueda, empezará a pedir captchas de confirmación para poder utilizar el buscador y podría llegar a bloquear nuestra IP si se sigue repitiendo.

Por tanto, mi recomendación es que no utilicéis esta técnica salvo que sepáis muy bien qué y cómo hacerlo, contando con el respaldo de un buen número de proxies para evitar o reducir la posibilidad de cualquier bloqueo.

Pero si sucumbís a la tentación, la forma más segura de hacerlo es hacerlo manualmente directamente desde la página de resultados con la extensión Linkclump para Chrome. Si no abusáis demasiado, con 2 ó 3 páginas por búsqueda, no debería haber ningún problema.

 

A través de Google Search Console

Search Console nos proporciona la herramienta (casi)definitiva para tener accesos a todos los backlinks que Google tiene de nuestros sitios web. Para los backlinks de otros sitios web o de la competencia, no nos quedará más remedio que seguir confiando en los SERP’s de Google o en utilizar herramientas de terceros.

Así, a través de la opción “Enlaces a tu sitio” del menú “Tráfico de búsqueda” en Search Console, podemos:

  • Consultar y descargar los enlaces entrantes a nuestro sitio web.
  • Consultar y descargar las páginas más enlazadas del sitio web.
  • Consultar y descargar los textos ancla más utilizados en los backlinks.

Lista de los enlaces a tu sitio web en Serch Console

 

En cada una de ellas, pulsando en el botón “Más información”, accedemos a una página que incluye más datos, con la opción de descargarlos o copiarlos a nuestra cuenta de Google Docs.

A través de Search Console también se pueden consultar los enlaces entrantes rotos que haya encontrado, aunque no desde esta opción sino a través de la opción “Errores de rastreo” en el menú “Rastreo” (en este artículo tenéis toda la información al respecto).

 

Los enlaces entrantes más frecuentes a un sitio web

Al pulsar esta opción, Search Console muestra una lista con los dominios que más enlaces tienen dirigidos a nuestro sitio web:

Opciones de descarga de los enlaces en Search Console

 

Para cada dominio, incluye la siguiente información:

  • El número de enlaces desde ese dominio al sitio web.
  • El número de páginas en nuestro sitio web enlazadas desde ese dominio.

Si pinchamos sobre la fila de un dominio, accedemos al listado de las páginas enlazadas desde ese dominio, junto con el número de enlaces entrantes que tiene:

Listado de las páginas de un sitio web con más enlaces entrantes

 

A su vez, si en este listado pinchamos sobre la fila de una página, accedemos al listado de las páginas origen que apunta a esa página de nuestro sitio web:

Enlaces del dominio origen que apuntan a un sitio web

 

Para poder analizar toda esta información, la podemos ampliar y descargar en ficheros CSV o Google Docs pinchando en los botones de la parte superior de cada listado:

  • Descargar esta tabla, que descarga el listado que en ese momento se está mostrando por pantalla.
  • Descargar más enlaces de muestra, que incluye sólo un listado de todos los enlaces entrantes a nuestro sitio web.
  • Descargar enlaces más recientes, que incluye las páginas que enlazan a nuestro sitio web y la fecha en que Google los detectó por primera vez.

 

Las páginas más enlazadas de un sitio web

Al pulsar esta opción, Search Console muestra un listado de las páginas de nuestro sitio web con enlaces desde el exterior:

Lista de páginas más enlazadas en Search Console

 

Para cada página de nuestra web, incluye la siguiente información:

  • El número de enlaces que apuntan a esa página.
  • El número de dominios que tienen un enlace a la página.

Si pinchamos sobre la fila de una página, accedemos al listado de los dominios con un enlace a dicha página y el número de éstos:

Informe de Search Console con los dominios de las páginas origen enlazadas

 

Ahora, si pinchamos sobre la fila de un dominio, accedemos al listado de los enlaces de las páginas origen que enlazan con nuestra web desde ese dominio:

Informe de páginas enlazadas en Search Console
Como vemos, en la parte superior de cada listado siguen apareciendo los mismos tres botones que en el apartado anterior, con la misma función que tenían entonces. Es decir, sólo el botón “Descargar esta tabla” descargaría un listado diferente, que correspondería con lo que aparezca en pantalla en ese momento.

 

Vinculación (texto ancla) de los enlaces entrantes

Resulta decepcionante que un parámetro tan relevante e importante como el texto ancla de los enlaces entrantes tenga un informe tan escueto en Search Console, porque solo muestra un listado de los textos ancla más utilizados, ordenados de mayor a menor repetición:

Listado de vinculaciones (texto anclaje) más frecuentes en Search Console

 

También podemos descargar este listado, pero ¿qué podemos hacer con tan poca información? Sin saber en qué páginas se encuentran estos textos ancla ni a qué páginas de nuestro sitio apunta el enlace correspondiente, no tenemos forma de analizar qué textos ancla atraen más visitas o cuáles tienen mejores resultados para una determinada página de nuestro sitio web.

Lo máximo que podemos hacer con esta información es detectar si existe algún texto ancla que esté completamente fuera de lugar (por ejemplo, con términos obscenos, maliciosos o nada relacionados con la temática de nuestro sitio web), buscarlo a través de Google (no siempre con éxito) e intentar deshacernos de sus enlaces.

¿Cómo sacar aún más backlinks en Search Console?

Aunque podemos sacar muchas conclusiones del análisis de estos informes, a poco que empecéis a trabajar con ellos, os daréis cuenta que la información está bastante dispersa y muy poco relacionada, limitando el alcance de nuestros análisis.

Al principio de esta sección decía que Search Console nos proporcionaba la herramienta (casi) definitiva para analizar nuestros backlinks. ¿Por qué añadía ese “casi”?:

  • Como ya se ha comentado, aunque hay bastante información, está muy dispersa y sin relación directa entre sus datos. Así, si necesitamos hacer análisis más avanzados, deberemos descargar y combinar varios informes, agregando resultados o añadiendo otros informes externos.
  • Google lo dice bien claro: en Search Console no están todos los backlinks, sino una muestra relativamente grande, sobre la que la propia Google puede haber realizado alguna operación de agregación entre enlaces (en otras palabras, que el número de enlaces no es exacto).
  • Falta información muy importante, como la ubicación, destino y enlaces de los textos ancla, ni incluye información adicional de la página origen (como el título).

Aunque no podemos conseguir más información de Search Console, sí que hay un pequeño truco para “sacarle” más backlinks, sobre todo para sitios webs grandes y con una arquitectura de páginas organizada por carpetas.

Para ello, debemos crear una nueva propiedad en Search Console, pero en vez de indicar el dominio raíz de nuestro sitio web, escribiremos la URL de una de las carpetas de nuestro sitio web. Por ejemplo, para la carpeta “blog” de mi sitio web, creé la siguiente propiedad:

Propiedad de Search Console con una sección del sitio web completo

 

Pasados unos días, para que Google tenga tiempo de rastrearlo y encontrar algunos enlaces entrantes, el informe de “Enlaces a tu sitio” muestra lo siguiente:

Relación de enlaces a sección del sitio web en Search Console

 

Observar que la propiedad tiene 127 enlaces entrantes, pero 110 son de otras páginas del mismo sitio web (que, desde el punto de vista de esta propiedad, son externos). Es decir, que tengo 17 enlaces externos que, además, son todos a la página índice de esta carpeta (el rastreador todavía no ha visitado las páginas interiores):

Listado de páginas enlazadas a la sección del sitio web

Pero si me voy al informe de “Enlaces a tu sitio” de la propiedad del sitio web completo, obtengo lo siguiente:

Enlaces detectados por Search Console en la propiedad del sitio web completo

 

Es decir, con la propiedad de una sección del sitio web, Search Console muestra información de 4 backlinks adicionales que no detectaba con la propiedad de la web completa. Y seguramente que en los próximos días esta cantidad aumente a medida que el rastreador tenga más tiempo para recorrer las páginas.

A partir de aquí, el resto de trabajo descansa en nuestros hombros, en que deberemos descargar los listados para cada propiedad, combinarlos en un único documento y agregar los resultados, pero la recompensa valdrá la pena: detectar mayor número de backlinks 🙂

 

¿Cómo librarnos de “tanto” trabajo con Search Console?

A pesar de la ventaja indudable de utilizar Search Console para obtener nuestros Backlinks (por los motivos que señalaba en la anterior sección), su análisis puede ser un verdadero dolor de cabeza, pues nos puede obligar a recopilar información externamente (por ejemplo, los títulos de las páginas origen), además de tener que combinar y agregar varios informes, con el consiguiente riesgo de que cometamos errores de manipulación.

Afortunadamente, cada vez más herramientas de terceros incluyen la posibilidad de importar los listados de backlinks de Search Console, y que incluso se conectan (con nuestro permiso, claro) directamente con la propiedad de nuestro sitio web para que ni tengamos que estar exportando e importando ficheros.

La herramienta que, con esta característica, más me está gustando, es Backlink Audit Tool de SEMrush. Está en versión beta, pero lleva varios meses disponibles y está funcionando perfectamente. En la siguiente imagen tenéis una vista de esta herramienta, que muestra lo fácil que resulta integrar los datos de Search Console:

Pantalla de trabajo de la herramienta Backlink Audit de SEMrush

 

Como esta herramienta también permite exportar sus propios listados e informes, tendremos a nuestra disposición aún de más información, de las que carecía Search Console, para hacer nuestros análisis más avanzados y atrevidos 😀

 

¿Son útiles todos los Backlinks de los informes de Search Console?

Cuando analizamos nuestros enlaces entrantes en Search Console, muy frecuentemente observaremos que muchos enlaces entrantes ya no existen en las páginas origen. Tratándose de enlaces fuera de nuestro control, el propietario de esas páginas decide cuándo, dónde y cómo colocar esos enlaces, por lo que no supone un hecho extraordinario.

Sin embargo, en muchas ocasiones, cuando visitamos esas páginas no encontramos sentido a que tuviéramos enlaces desde ellas; por ejemplo, páginas de políticas del sitio web, la portada principal (¡¿qué hacíamos en la portada de una web?!) o la página “Quiénes somos”. Es decir, páginas cuyo contenido no justifica que hubiera un enlace a nuestra web.

¿Qué ha pasado en estos casos? ¿Se ha equivocado Search Console? ¿Al propietario del sitio web origen le gusta jugar con enlaces ajenos? ¿Tenemos un fan que nos coloca enlaces entrantes cuando el propietario no mira? ¿Cuál es la explicación a estos misteriosos y escurridizos “enlaces fantasma”?

No, no es un misterio para “Quinto” Milenio 😉 La mayoría de estos “falsos enlaces entrantes” aparecen en sitios web con los que hemos interactuado de alguna forma y son precisamente resultado de ésta, con existencia bastante efímera pero lo suficiente para que el rastreador de Search Console los haya encontrado.

Principalmente, nuestros enlaces pueden haber aparecido “de la nada” por las tres siguientes razones:

  • Hemos dejado un comentario con nuestros datos en algún artículo del sitio web origen y ese comentario, con el enlace que hayamos puesto, aparece en widgets de diferentes partes de la web (“últimos comentarios”), normalmente la barra lateral, el pie o la portada principal. Estos enlaces desaparecen de la vista cuando otros usuarios añaden nuevos comentarios.
  • El sitio web origen tiene un widget (también en barra lateral, pie o portada) que muestra los mensajes en su perfil de alguna red social (twitter, habitualmente), en alguno de los cuales había un enlace a nuestras páginas. De nuevo, estos enlaces desaparecen a medida que llegan nuevos mensajes
  • El sitio web origen tiene un widget que muestra artículos importados a través de feeds y nuestro sitio web forma parte de las webs elegidas por el propietario,.

Cuando encontramos enlaces entrantes de este tipo (casi siempre “Site Wide Links”), deberíamos descartarlos, pues no tenemos control sobre ellos. Excepto, quizás, en el caso de los feeds: si alguien se ha tomado la “molestia” de conocernos e incluir nuestro sitio web, al menos deberíamos intentar conocerle para, por ejemplo, conseguir enlaces entrantes de mayor valor y permanencia.

 

A través de Google Analytics

Como ya he mencionado varias veces, Search Console solo proporciona una muestra, más o menos grande, del conjunto total de Backlinks a nuestro sitio web. Ya hemos visto cómo podemos utilizar la estructura de carpetas del sitio web para “sacarle” aún más enlaces a Search Console, pero disponemos de otra herramienta de Google para encontrar más enlaces entrantes: Google Analytics.

En el interface de Google Analytics, si seleccionamos las opciones “Adquisición -> Visión General”, obtenemos la siguiente pantalla:

Visión general del menú Adquisición en Google Analytics

 

A diferencia de Search Console, que encuentra los enlaces rastreando la web, Google Analytics recopila los enlaces utilizados por un usuario para llegar a nuestras páginas. Analytics los distribuye en cinco grupos:

  • Búsqueda orgánica (“Organic Search”), cuando el usuario ha llegado a través de un enlace mostrado en los resultados de una búsqueda que ha realizado. Esta opción no nos interesa para recopilar enlaces entrantes, puesto que el origen siempre es Google.
  • Referencias (“Referral”), cuando el usuario ha pinchado en el enlace de algún sitio web para llegar al nuestro. ¡Esto sí que nos interesa!
  • Directo (“Direct”), cuando el usuario introduce manualmente el enlace, lo selecciona de su lista de Favoritos o lo ha pinchado en algún documento externo (por ejemplo, un Word). A través de esta opción, por tanto, no recopilaremos ningún enlace entrante.
  • Social, cuando el usuario ha llegado a través del enlace de alguna red social. Tampoco aporta nada para la recolección de enlaces entrantes, salvo para saber qué red social nos resulta más productiva (pero ése sería otro tipo de análisis).
  • Otros (“Other”), todos aquellos accesos a nuestro sitio web que no encajen en los otros cuatro grupos. Tampoco obtendremos información relevante por aquí.

 

Backlinks en las Referencias (referral) de Google Analytics

Veamos ahora cómo obtener los enlaces entrantes que Google Analytics agrupa bajo la etiqueta de Referencias. Si en la pantalla anterior pinchamos en la opción “Referral”, Analytics muestra el siguiente listado:

Listado de las referencias de fuentes de enlaces en Analytics

 

Este listado tiene muchas columnas, pero la única que nos interesa para recolectar enlaces entrantes es la primera columna “Fuentes” (enmarcada en rojo), que incluye la dirección URL del sitio web desde el que el usuario accedió al nuestro.

Si pinchamos en una de las fuentes de esa columna, obtenemos la siguiente pantalla:

Rutas de referencia asociadas a las fuentes en Analytics

 

En la primera columna tenemos lo que buscábamos tan ansiosamente: las direcciones del sitio web origen con los enlaces entrantes a nuestras páginas.

Además, gracias a la enorme versatilidad de los informes de Google Analytics, también podemos obtener la página destino (nuestra página) a la que está apuntando. Así, en la pantalla anterior, desplegamos la lista “Dimensión secundaria” y seleccionamos “Comportamiento -> Página de destino”:

Rutas de referencia y páginas destino en Analytics de enlaces entrantes

 

Como todos estos informes los podemos exportar en diversos formatos, ya queda bajo nuestra voluntad decidir qué información queremos sobre cada enlace entrante y exportarlo en el formato que nos interese para integrarlo y analizarlo con el resto de enlaces entrantes que hayamos recopilado.

 

Conclusiones

Conclusiones del post: resumen para leer en menos de un minutoLas estrategias de Link Building constituyen una parte importante de cualquier estrategia de posicionamiento orgánico, pero para que sean efectivas y productivas debemos revisarlas y actualizarlas periódicamente, lo que significa que debemos identificar y recopilar los enlaces que apuntan a nuestras páginas y desde qué sitios web.

A pesar de la importancia de tener una buena red de enlaces, especialmente los entrantes o “Backlinks”, se debe complementar con otros criterios (como calidad de los contenidos, experiencia de usuario, tiempo de respuesta del servidor, etc.) para optimizar el posicionamiento orgánico de un sitio web, sobre todo en sectores muy competidos.

Las herramientas existentes para rastrear enlaces entrantes nos proporcionan una información muy valiosa para evaluar y adaptar nuestra estrategia de Link Building, especialmente analizando la estructura de la red de enlaces de la competencia. Además, también nos permite identificar posibles enlaces perniciosos que puedan penalizar nuestro posicionamiento en los buscadores.

Sin embargo, los conjuntos de enlaces detectados por estas herramientas no coinciden entre ellos y tampoco con los enlaces que haya rastreado Google. Distintas configuraciones de los servidores, a través de los ficheros robots.txt y .htaccess, explican esta diferencia, así como la diferencia entre los objetivos de esas herramientas (rastrear el mayor número de enlaces) y los de Google (posicionar páginas).

Necesitamos, por tanto, disponer de un mecanismo para obtener la lista de los enlaces entrantes que Google está evaluando con su algoritmo de búsqueda, puesto que son los que realmente afectarán para posicionar una página web.

Google nos ofrece tres posibilidades para extraer esta información a través de sus plataformas:

  • Utilizando el propio buscador, aprovechando la potencia de algunos comandos y operadores. Sin embargo, el buscador funciona con palabras clave, no con direcciones URL, por lo que su alcance es limitado.
  • Utilizando Google Search Console, que dispone de un apartado especialmente diseñado para mostrar los enlaces entrantes, pero Google reconoce que no incluye todos, sino solo una muestra representativa.
  • Utilizando Google Analytics, que tiene la ventaja de que incluye información adicional sobre los enlaces entrantes, como duración de la visita, porcentaje de rebote, etc., con los que evaluar la eficacia de cada enlace.

 

Además de las técnicas descritas en este artículo, ¿utilizas alguna otra para recopilar enlaces entrantes? ¿O confías exclusivamente en herramientas de terceros para que hagan gran parte del trabajo? ¿Crees que utilizar la información de Search Console proporciona alguna ventaja sobre dichas herramientas?

Imágenes: freepik, pixabay, elaboración propia.

 

¿El post te ha resultado útil? ¡Ayúdame a mejorar y puntúalo!

[ Hasta ahora habéis votado 7, con nota media 4.7 ]
 
Tweet about this on Twitter13Share on Facebook0Share on Google+4Pin on Pinterest0Share on LinkedIn3Buffer this pageEmail this to someone

Quizás también te interese...

Los Backlinks que Google tiene de una Web y cómo los evalúa
Etiquetas: backlinks    google search console    posicionamiento web    SEO
Sobre el autor,
Consultor SEO Freelance, Ingeniero Superior de Informática, Certificado en Google Adwords y Experto Universitario de Social Media Marketing, con más de 20 años de experiencia en el sector de Internet y las Nuevas Tecnologías.

Hay 3 comentarios acerca de:
    “Los Backlinks que Google tiene de una Web y cómo los evalúa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.