Cómo calcular la densidad de palabras clave para hacer búsquedas semánticas

Efecto de las búsquedas semánticas en las Palabras Clave

La regla ampliamente aceptada establece que la densidad de palabras claves debe oscilar entre 1% y 5%. La aparición de las búsquedas semánticas hace tambalear la validez de este criterio de posicionamiento: ¿cómo se calcula la densidad de una palabra clave cuando puede adoptar decenas de formas con igual o similar significado?


Guía de hosting WordPress y mejores optimizaciones


El análisis de palabras clave, y su densidad, son necesarios también en búsquedas semánticas
El valor de las keywords en búsquedas semánticas

Y no sería éste el único (presumible) efecto de las búsquedas semánticas; incluso podría llegar a afectar al análisis de palabras clave. Después de todo, si los algoritmos de búsqueda se centran más en el significado de las palabras que en su representación, ¿qué sentido tendría analizar la mayor o menor relevancia del patrón exacto de una keyword?

Sin embargo, hay dos aspectos que justifican, al menos por ahora, la necesidad tanto de seguir analizando las palabras clave como de que éstas mantengan cierta densidad a lo largo del texto:

  • Los criterios de evaluación del posicionamiento orgánico que utilizan los algoritmos de búsqueda no se basan solamente en un criterio (en este caso, la similitud semántica), sino en muchos más, de los que la concordancia exacta seguirá siendo relevante.
  • La búsqueda semántica es una tecnología compleja que no sólo tira de diccionario, sino que incluye algoritmos de inteligencia artificial, análisis “big data” y aprendizaje automático, que tendrán en cuenta el comportamiento e intención de búsqueda del usuario para vincular expresiones textuales con significados similares o relacionados.

A la vista de estos factores, lo siguiente que debemos tener en cuenta es la razón de la existencia de las búsquedas semánticas; a saber: que el usuario encuentre lo que mejor satisfaga sus necesidades de búsqueda formuladas con sus propias palabras. Dicho de otra forma, que la interacción de los usuarios con el buscador sea lo más natural posible.

La principal consecuencia de esta característica es que el usuario hará las búsquedas con su propio lenguaje, sus propias expresiones y su propia forma de expresarse, a las que el buscador responderá con aquellas páginas que mejor atiendan su intención de búsqueda, independientemente de las palabras exactas que haya utilizado.

Con todas estas consideraciones, ¿cómo deberíamos adaptar nuestras actuales técnicas de investigación de las palabras clave, tanto en su análisis como en el cálculo de su densidad? Veámoslos por separado:

  • El análisis de palabras clave, como tal, no cambiaría. Aunque los buscadores puedan hacer relaciones semánticas, determinados conjuntos y disposición de palabras clave seguirán siendo más utilizados por los usuarios. Por un lado, los buscadores, fieles a su propósito de satisfacer a los usuarios, valorará positivamente la ocurrencia que estos patrones de texto; por otro lado, la palabra clave nos servirá de referencia para la redacción del contenido.
  • El cálculo de la densidad palabras clave, por el contrario, sí que evolucionaría. Ya no sería relevante que una palabra clave aparezca, literalmente, varias veces en un texto, sino que su significado, independientemente de su representación textual, se haga evidente a lo largo del contenido.

Finalmente, así se redactaría un contenido que, por un lado, satisfaga los requisitos semánticos de los nuevos algoritmos de búsqueda, y, por otro, tenga la densidad de palabras clave óptima para nuestra estrategia de posicionamiento natural:

  1. Hacer el análisis habitual de las palabras clave.
  2. Redactar el contenido utilizando la palabra clave resultante del paso anterior, sin introducir ninguna variación, aun cuando el texto pueda resultar algo artificial.
  3. Utilizar los mismos métodos para destacar las palabras clave: título de la página, encabezados H1-H3, negritas, cursivas, textos alternativos de imágenes, nombres de ficheros de imágenes, etc.
  4. Una vez terminado el texto, calcular normalmente la densidad de la palabra clave elegida y hacer los cambios pertinentes para que tenga el valor que nos interese.
  5. Introducir variaciones de la palabra clave de forma escalonada, empezando por el título, que será casi exacta, y aumentando el tipo y alcance de las variaciones (desde sinónimos hasta expresiones equivalentes) a medida que descienda de nivel de relevancia de la etiqueta HTML que afecta a la palabra clave.

Como podéis observar, el único cambio realmente importante es el último, que incorpora variedad semántica al texto, haciéndolo mucho más natural y menos repetitivo al usuario.

A medida que se coja práctica, este quinto paso se podría integrar simultáneamente a los pasos 2 y 3, con una simple regla: los párrafos suelen tener entre 50-60 palabras; por tanto, un 1% de densidad se traduce en que una variación de la palabra clave debería aparecer cada dos párrafos. Sencillo, ¿verdad? 🙂

Puede parecer increíble pero ¿no os parece que lo que realmente hacen las búsquedas semánticas es distinguir los contenidos de calidad, útiles para los usuarios, de aquellos artificialmente redactados que no aportan valor al usuario?

 

Las búsquedas semánticas, y la incorporación de Inteligencia Artificial en los motores de búsqueda, sin duda cambiarán, si no lo están haciendo ya, el panorama del posicionamiento SEO. ¿Crees que las Palabras Clave, tanto su análisis como el cálculo de su densidad, acabarán siendo innecesarias? ¿Cómo deberían adaptarse las estrategias de posicionamiento a esta nueva realidad?

Imágenes: freepix, elaboración propia.

 

¿El post te ha resultado útil? ¡Ayúdame a mejorar y puntúalo!

[ Hasta ahora habéis votado 3, con nota media 4.7 ]
 
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Buffer this pageEmail this to someone

Quizás también te interese...

Calcular la Densidad de Palabras Clave para las búsquedas semánticas
Etiquetas: keywords    posicionamiento web    SEO
Sobre el autor,
Consultor SEO Freelance, Ingeniero Superior de Informática, Certificado en Google Adwords y Experto Universitario de Social Media Marketing, con más de 20 años de experiencia en el sector de Internet y las Nuevas Tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.