Cómo monetizar tu blog para ganar dinero rápido en Internet

¿Es posible ganar dinero con tu blog? Sí. ¿Cómo? La respuesta ya no es tan sencilla. En la monetización de un blog, intervienen dos aspectos fundamentales que determinan su éxito: la estrategia y el método (o métodos) que sigamos. Desde un punto de vista realista, repasamos qué factores son cruciales en tu estrategia y los métodos con menor curva de aprendizaje.

Tiempo medio de lectura: 18 min (5.600 palabras).
Si no tienes tiempo ahora, puedes saltar directamente a las conclusiones del artículo.




 

Tabla de contenidos


Guía de hosting WordPress y mejores optimizaciones

¿Cómo plantearnos ganar dinero con un Blog?

Cómo podemos monetizar y ganar dinero con nuestro blog
Tenemos un blog, ¿cómo monetizarlo?

Pueden ser muchas las motivaciones que impulsan alguien a empezar un blog pero llega un momento en la vida de todo bloguero en que se plantea sacar alguna rentabilidad a todo el tiempo y esfuerzo que dedica para proporcionar contenido de calidad a su audiencia y empezar a ganar dinero con su blog.

Muchos, incluso, ya se plantean ese objetivo antes de iniciar su blog, como un medio para conseguir unos ingresos extras a sus finanzas personales o, aquellos más ambiciosos o con una clara mentalidad emprendedora, como su actividad profesional o semi-profesional que suponga el montante principal de sus ingresos.

Habrá otros muchos, en cambio, no se lo plantean hasta que llevan bastante tiempo con su blog, disfrutando con el desafío y la satisfacción de producir contenidos sobre lo que le gusta y tener una audiencia que le sigue asiduamente y que sabe apreciarlos, pero que empiezan a sentir la necesidad de compensar toda esa dedicación.

Sea cual sea el caso, el bloguero (o pre-bloguero) debe plantear la monetización de su blog como un proceso de dos fases:

  1. Preparar una estrategia y un plan de acción conforme a sus capacidades y necesidades, conjuntamente con un plan de seguimiento para medir y evaluar los resultados.
  2. Conocer las distintas formas de monetización que están a su disposición y elegir aquella o aquellas que mejor se adaptan a su perfil y posibilidades.

En este post trataremos ambas cuestiones, siendo necesario que el bloguero siga el orden indicado; es decir, primero conocerse a sí mismo para saber qué puede hacer y ofrecer a los usuarios para diseñar su estrategia, y entonces decidir qué método de monetización utilizar para explotarlo.

Lanzarse, sin más, a una monetización, sea porque parece “muy” fácil o por las prisas de sacar dinero cuanto antes con “lo que sea”, conducirá al fracaso la mayor parte de las veces (con menos probabilidad de éxito que conseguir el gordo de la Lotería de Navidad).

En cierta forma, elegir un método de monetización puede verse como un matrimonio o vida en pareja. Durante mucho tiempo estaremos conviviendo con él, día tras día, en la alegría y la adversidad, en los buenos momentos y los malos… hasta que el fracaso os separe.

Por tanto, primero asegúrate de que puedes disponer del grado de compromiso que te hará falta y analiza bien todas las posibilidades para que, cualquier que elijas, sea realmente tu media naranja con la que irías al fin del mundo.

Ahora, puedes estar pensando que todo esto está muy bien, pero que lo que tú quieres es…

 

Saber cómo ganar dinero rápido en Internet

Cómo plantearse ganar dinero en Internet
Quien no corre, vuela… tras el dinero

Si echas un rápido vistazo por Internet, encontrarás centenares, sino miles, de opiniones al respecto. En uno y otro extremo: desde que sí es posible ganar dinero rápido en Internet hasta de que no es posible. ¿Quién tiene razón? ¿O están ambos extremos equivocados?

En realidad, todo es cuestión de matizar la pregunta, según lo que esté pensando quien se la formula y cuáles son sus objetivos.

Porque si la pregunta se plantea en el sentido de ganar dinero con alguna actividad por Internet, entonces sí, sin duda, la respuesta es afirmativa: es posible ganar dinero en Internet. Pero debemos actuar inteligentemente y no esperar hacer una fortuna desde el minuto 1.

Ahora bien, la parte positiva de este planteamiento es que ganarás dinero proporcionalmente al tiempo y buen hacer que dediques a esa actividad. En el caso de monetización de un blog, cuanto más tiempo dediques y cuanto mejor analices y evalúes las necesidades y comportamiento de los usuarios, mayor será el reconocimiento y beneficio que recibirás.

Aquí marcaremos las bases de una trayectoria realista para monetizar nuestro blog y ganar un dinero que quizás al principio pueda parecer poco, pero que irá creciendo paulatinamente si lo hacemos bien, aprendemos de los errores (que seguro los cometeremos: somos humanos) y reaccionamos oportunamente a las necesidades de los usuarios de nuestro blog.

La relación de métodos de monetización que veremos está lejos de ser completa. A poco que hagáis una búsqueda por Internet, encontraréis decenas y decenas de métodos de monetización de blogs y de cómo ganar dinero rápido, sin contar combinaciones de éstos. Los métodos que veremos aquí presentan un equilibrio entre los requisitos técnicos necesarios y su dificultad para llevarlos a cabo y los beneficios que podemos conseguir con ellos.

Pero ahora, sin más dilación, empecemos por el principio: ¿cómo debe ser la estrategia de monetización de nuestro blog?

 

7 factores para la mejor Estrategia de Monetización de blogs

Factores para la estrategia de monetización de un blog
Define la estrategia antes de monetizar tu blog

Como indicaba en la introducción, cuando se trata de monetizar nuestro blog (existente o en proyecto), no deberíamos poner en práctica, sin más, la primera posible fuente de ingresos que nos encontremos y “creamos” que nos va a servir.

Remarco lo de “creamos”, porque la mayoría de las veces, lo que “creemos” no tiene nada que ver con lo que “es” en realidad. Y, eso, se convierte en la principal razón del fracaso de muchas acciones de monetización de blogs: una total falta de sintonía entre nuestro pensamiento y la realidad.

Por eso, antes de monetizar, debemos hacer un pequeño acto de humildad e introspección que nos sitúe donde nos encontramos realmente, qué opciones tenemos para dar el salto y asumir expectativas reales sobre nuestras posibilidades.

 

1. Analiza qué sabes hacer y hacerlo muy bien

Analiza qué sabes hacer mejor que nadie
¿Qué sabes hacer mejor que los demás?

Antes de nada, debes descubrir qué sabes hacer, que seguro que son muchas cosas, y, de esas cosas, cuál sabes hacer realmente bien. Y cuando digo realmente bien quiero decir que te manejas en ellas con tanta soltura casi como el respirar.

Mi recomendación es que cojas una hoja en blanco, un bolígrafo y escribas, como si de una tormenta de ideas se tratase, todo aquello que te gusta y que consideras que puedes labrarte una reputación sobre ese tema.

Intenta ser lo más concreto posible con cada opción de escribas. Conceptos vagos o muy amplios pueden lastrar y atrasar el éxito de tu monetización o frustrarte hasta el punto de abandonar el proyecto.

Por ejemplo, si algo que te apasiona y gusta es correr (eso que ahora llaman “running”), no pongas “correr” porque, ¿a qué te estás refiriendo? ¿A correr 100 metros lisos? ¿A correr medio fondo? ¿A correr maratones?

Repasa y refina esta lista varias veces, hasta que te quedes satisfecho y sin dudas con el resultado. No debería ser una lista muy larga, pero sí que sería positivo tener varias opciones para los siguientes pasos de este plan de acción.

Un apunte final. Si ya tienes un blog, puedes pensar que ya sabes lo que haces bien: ¡después de todo, escribes sobre eso! No necesariamente. Posiblemente, la temática de tu blog sea muy  amplia (por ejemplo, costura), pero tu especialidad y lo que de verdad te hace sentirte realizado es el ganchillo y diseñar vestidos de noche. Esto es lo que deberías apuntar en tu lista.

 

2. ¿Qué se hace por ahí de lo que tú sabes?

No se trata ni de copiar lo que esté funcionando ni de desechar lo que ya estén haciendo otros, sino de darte ideas para dar forma a tu propio proyecto de monetización, como encontrar carencias o lagunas que tú podrías cubrir y ofrecer a los usuarios, o carencias en tu propia formación o destreza que deberás solucionar.

Un ejemplo muy básico podría ser que descubres que hay muchas guías y vídeos para hacer ganchillo pero, ¡oh, sorpresa!, nadie lo complementa con sesiones virtuales individualizadas o webinars. ¡Ya tienes una posible idea para monetizar tu blog de costura!

Sé muy metódico en este paso y no confíes en tu memoria. No te limites a visitar sitios web y ver cómo están monetizados, sino lleva un registro detallado de cada visita, donde apuntes, como mínimo:

  • Nombre del sitio web.
  • Presencia y seguimiento en las redes sociales.
  • Cómo está monetizado.
  • Qué es lo que más te ha gustado.
  • Qué podrías ofrecer tú que este sitio no ofrece.
  • Cómo te diferenciarías de él.

Lo que descubras en este paso te ayudará a definir el método de monetización que finalmente elijas, para que no solo te ayude a ganar dinero, sino a destacar y labrarte una reputación online que retroalimente tus beneficios.

En este punto también debes delimitar hasta dónde estás dispuesto a llegar o hasta dónde puedes llegar. Por ejemplo, ¿estarías dispuesto, o disponible, para viajar? ¿Para hacer visitas a domicilio? ¿Para atender consultas online? ¿Para participar en eventos?

Tus circunstancias personales y familiares pueden poner límite a cómo poner en práctica tus planes de monetización: descubre ahora cuáles son estos límites y, sobre todo, el tiempo que podrás dedicarle a tu blog…

 

3. Cuánto tiempo al día estás dispuesto a dedicar

Comprométete a dedicarle un tiempo para ganar dinero con el blog
¿Cuánto tiempo le dedicarás a tu blog?

Este punto es fundamental pero que, sin embargo, se obvia o minusvalora la mayoría de las veces. Sea cual sea el sistema de monetización que finalmente elijas, ten por seguro que deberás dedicarle algún tiempo.

Y no me refiero a “echarle un ratillo”, en esas mañanitas dominicales que estás aburrido sin saber qué hacer. Aunque si éste es todo el tiempo que puedes dedicarle, ya sea por trabajo o por otras obligaciones, es importante que lo tengas bien claro desde el principio.

Porque la fórmula de ganar dinero dedicándole muy poco tiempo no existe, sobre todo cuando estás empezando a monetizar tu sitio web. Si es necesario, decide qué otras actividades de tu vida diaria puedes sacrificar para dedicarlos a tu blog.

No es cuestión de dejarlo todo por tu blog, pero tampoco de que tu vida siga exactamente igual. Hazte un calendario con lo que haces cada día y decide cuánto tiempo podrás dedicar, en exclusiva, para tu blog y su monetización.

Tendrás que cambiar tu rutina diaria, eso seguro. Quizás menos tiempo de ocio, quizás quitarte algún caprichito… Prioriza tus actividades y determina cuánto tiempo podrías liberar para reservarlo al blog.

Sea cual sea los cambios que hagas, márcalo a fuego en tu agenda porque, desde ese momento, deberás ser firme en tu compromiso y cumplirlo a rajatabla. Conviértelo en un hábito: al principio te podrá costar (como todos los hábitos), pero llegará un momento en que se convierta en parte de ti.

Y no sucumbas a la tentación de “hoy no tengo ganas, mañana lo hago”, porque en el momento que lo hagas, la siguiente vez será más fácil “dejarlo para mañana”, hasta que llegue un día que, de pronto, te das cuenta que ha pasado más de una semana y no le has dedicado ni medio minuto.

 

4. Márcate un objetivo y un tiempo para conseguirlo

Este punto puede ser problemático y, la verdad, estuve por no ponerlo. Porque no es nada fácil ser objetivo marcarse un objetivo (sí, me he dejado llevar por el juego de palabras): todos queremos conseguir lo máximo posible en el mínimo tiempo posible.

Pero lo he incluido porque marcarnos un objetivo y un tiempo límite nos ayudará a:

  • Centrarnos en nuestro proyecto y no obsesionarnos (demasiado) con los resultados, lo que nos podría hacer perder el foco y tomar decisiones precipitadas.
  • No continuar indefinidamente con nuestro proyecto cuando los resultados son inexistentes o muy limitados.

Es difícil dar una estimación del tiempo, pues dependen de muchísimos factores específicos de cada proyecto, entre ellos, el tiempo de dedicación. Como referencia, establecería unos tres meses para un blog que ya tenga un año de recorrido online y presencia en redes sociales, y al menos un año para un sitio web de nueva creación.

No significa esto que el blog no vaya a monetizar nada en este tiempo, sino que necesitará ese tiempo para alcanzar el objetivo que nos hayamos marcado.

Con respecto al objetivo, también es muy difícil hacer una estimación, pero una regla que nos puede servir muy bien de referencia sería cuantificar y valorar las horas que le dedicamos al blog. Por ejemplo, si hemos decidido dedicarle 2 horas diarias, esto hace un total de 2x5x4 = 40 horas mensuales (sin contar sábados y domingos).

Lo siguiente que debemos preguntarnos es cuánto valoraríamos cada hora de nuestra dedicación. Para que os hagáis una idea, un mileurista cobra aproximadamente 6 euros por hora, que podríamos utilizar como primera referencia.

Ahora bien, rara vez los beneficios llegan de forma escalonada. Lo habitual es que, durante cierto tiempo, sean muy ocasionales hasta que, de repente, crecen mucho más rápido. Dicho de otra forma, que durante los 10 primeros meses podéis estar muy lejos del objetivo, pero que en los dos meses siguientes lo alcancéis.

Finalmente, el objetivo no es algo inamovible para toda la vida de tu proyecto, sino que, una vez que lo hayas conseguido, debes adaptarlo a las nuevas circunstancias. Así, una vez alcanzado tu objetivo, debe reevaluarlo de nuevo y marcarte nuevos objetivos y nuevo tiempo límite, quizás junto con nuevas acciones de monetización que amplíen las que ya tienes.

 

5. Siempre, siempre, mide los resultados y analiza a la competencia

Este punto quizás sea un poco redundante, porque ya te he dicho que debes saber lo que se hace “por ahí fuera”, comprometerte a dedicarle un número de horas diarias o semanales a tu proyecto e intentar marcar un objetivo y un límite de tiempo para conseguirlo.

Sin embargo, al tratarse de un aspecto tan importante, prefiero verlo en un punto aparte para reforzarlo. Así, tu agenda deberá incluir al menos las siguientes tareas:

  • Haz un seguimiento continuado de las innovaciones y acciones de la competencia (o blogs de temática similar, si no te gusta este concepto de “competencia”), para mantenerte tu mismo al día con las novedades tecnológicas o estratégicas.
  • Comprueba la difusión de tu blog, tanto en número de visitas como a través de las Redes Sociales, y que aumente en respuesta a tus publicaciones y actividades.
  • Asegúrate que tienes buenas posiciones en los buscadores para las palabras clave de la temática de tu blog, ya que un buen posicionamiento en los buscadores atrae más visitas cualificadas. Además, no necesitas ser un Consultor SEO para optimizar el posicionamiento Web tu blog.
  • Guarda un registro de tus ganancias, aunque inicialmente sean bajas. Lo importante, sobre todo en las primeras semanas, no será el importe total de éstas, sino observar qué tendencia siguen a lo largo del tiempo (alcista, bajista, estancada).

Ahora bien, ¿qué hacer con las conclusiones de este seguimiento? El siguiente punto nos lo aclara…

 

6. Reconoce cuando te equivocas y rectifica a tiempo

No dejes pasar y corrige los errores de tu estrategia de monetización
Si te equivocas, no desesperes y corrígelo

Por mucho que tengas un plan y que ya lleves varias semanas o meses ejecutándolo, si observas, a través del seguimiento del punto anterior, que te has equivocado en valorar algunos factores o en la ejecución del método de monetización que elegiste, no hurgues más en la herida.

Analiza porqué tu plan de monetización no funciona, identifica qué deberías cambiar… ¡y cámbialo! A veces cuesta deshacer aquello a lo que hemos dedicado muchas horas. O, simplemente, no queremos reconocer que nos hemos equivocado (¡ay, ese orgullo que nos puede cegar!).

Pero míralo de esta forma: aquí estamos jugándonos dinero. No dinero de nuestro bolsillo, quizás, pero sí dinero que dejaremos de ganar. En este caso, tu tiempo es dinero: no hagas con tu tiempo lo que no harías con tu dinero. Si no invertirías dinero en una empresa ruinosa, no inviertas tampoco dinero en una estrategia que te está demostrando que está equivocada.

¡Pero no te asustes! No hace falta que tires todo el trabajo realizado. La mayoría de las veces será suficiente que lo adaptes o rectifiques para encauzarlo por el buen camino. De hecho, esto será lo habitual: no podemos aspirar a acertar con la mejor estrategia a la primera, sino que deberemos adaptarla a la voluntad de los usuarios y los designios de la competencia.

 

7. Paciencia, no desesperes a las primeras de cambio

Monetizar un blog requiere tesón y paciencia
Paciencia: Roma no se ganó en un día

Para terminar, un consejo, que nada tiene que ver con la estrategia o la ejecución del plan de monetización: ¡ten paciencia!

Ya lo he ido dejando caer en los puntos anteriores y, de hecho, el marcarnos un objetivo y un tiempo límite es para, de alguna forma, controlar esa necesidad incesante nuestra de tener resultados cuanto antes.

Pero, te lo repito, ¡ten paciencia! Las primeras semanas suelen ser las más duras, porque no hay una correspondencia entre el tiempo dedicado y el beneficio obtenido. Puede llegar a frustrar. Pero si tienes en cuenta las recomendaciones anteriores, poco a poco irás observando cómo ese esfuerzo irá recompensándose con mayores beneficios.

Eso sí, tampoco caigas en el (demasiado) común error de que, como necesita tiempo para que funcione, dejarlo correr por su cuenta semana tras semana. Monetizar un blog es como cuidar un bebé: si no estás cuidándolo, incluso para lo más básico, nunca crecerá. Y, como un bebé, también necesita tiempo para ser cada vez más autónomo (hasta que se convierte en un adolescente y no hay quien lo controle… pero eso no pasará con tu blog 😉 ).

 

7 Métodos de Monetización para tu Blog

Métodos de monetización de blogs más versátiles para el bloguero
¿Qué métodos de monetización podemos utilizar?

Ahora que tenemos claro cómo debe ser nuestra estrategia antes de monetizar el blog, vamos a repasar los métodos de monetización que cubran un amplio espectro de necesidades o particularidades: para quienes no puede dedicarle apenas unas horas a la semana a quienes pueden dedicarle varias horas diarias.

Aparte de este criterio, he tenido preferiblemente en cuenta aquellos métodos que tienen más flexibilidad para blogueros o webmasters aficionados o semi-profesionales, aunque también pueden ser perfectamente válidos para blogueros profesionales (por ejemplo, que prestan algún tipo de servicios).

De todas formas, a medida que vayáis adquiriendo experiencia y soltura en la monetización de vuestro blog, debéis mantener siempre una actitud inquieta y curiosa (recuerda, tu estrategia no está escrita en piedra y puedes, debes, evolucionarla), visitando, investigando, aprendiendo e incluso innovando por ti mismo nuevos métodos de monetización que puedan proporcionarte mayor beneficio en el futuro.

Pero dejémonos ahora de charlas y veamos estos métodos…

 

1. Anuncios contextuales de publicidad (AdSense)

Anuncios publicitarios para conseguir dinero cuando el usuario clica en él
Ganar dinero con la publicidad

Si te digo “anuncios contextuales”, seguro que te me quedas mirando con cara de póker (“¿lo cuálo?”), pero si te digo “AdSense”, seguro que me entiendes mucho mejor. Es decir, anuncios publicitarios que aparecen en las páginas de tu sitio web en función del contenido de esa página: si trata sobre ganchillo, el anuncio estará relacionado con el ganchillo o la costura. De ahí lo de “contextuales”.

Este método lo encontrarás prácticamente en cualquier lista de métodos de monetización y la razón es muy clara: con diferencia, son los más fáciles y rápidos de implementar. Basta que copies el código que la plataforma publicitaria (en el caso de Google, AdSense) en el lugar donde quieres que aparezca el anuncio, ¡y a ganar dinero!… ¿o no?

Porque el principal inconveniente de este método es que su facilidad de implementación tiene un precio: en general, dan poco dinero. Para conseguir más dinero hay que cumplir dos requisitos:

  • Tener muchas, muchas, pero muchas visitas. Hablamos de miles de visitas diarias, y aún así quizás no fuese suficiente, porque…
  • No tienes control sobre lo que ganas por cada clic de usuario en el anuncio, sino que depende exclusivamente de la temática del anuncio (y, por extensión, del blog) y de la competencia en ese sector.

El segundo punto es una limitación importante, sobre todo si ya tienes creado un blog con cierta trayectoria. Pero también si vas a crearlo ahora, porque quizás tu temática (o, si prefieres, tu nicho de mercado) no sea la más propicia para conseguir anuncios que paguen un buen porcentaje por clicar.

Puedes decidir hacer un blog para nichos de mercado muy competidos, cuyos anuncios son generalmente más caros y ganarías más dinero, pero no olvides el primer factor de tu estrategia: debes dedicarte a algo que sepas hacer muy bien.

 

2. Infoproductos (ebooks)

Aunque lo primero que nos viene a la mente cuando hablamos de infoproductos son los ebooks (libros en formato electrónico), no son la única posibilidad.

En general, infoproducto sería todo aquel producto, en formato digital, para transmitir información (o conocimiento) a quien lo adquiere. Además del ebook, el formato más habitual, también puede ser un vídeo o un curso online completo por entregas.

Ahora bien, el infoproducto, sea cual sea el formato elegido, tiene dos requisitos:

  • Debes ser experto en la materia que tratarás en el infoproducto. No se trata de sacar “un ebook más”, sino que aportar un valor diferenciador con respecto al resto de infoproductos, que motive su compra. Por tanto, debes dominar la materia para poder crear un contenido que haga que el usuario pague por él.
  • Debes dedicar un tiempo inicial en preparar y desarrollar el infoproducto. No te limites a ponerte delante del ordenador y generar contenidos como loco. Recuerda lo que decía antes: hay miles de infoproductos y debes diferenciarte del resto en calidad y contenidos. Investiga lo que haya en el mercado y pregúntate, ¿puedo ofrecer algo mejor? ¿cómo lo haría? ¿qué piden los usuarios?

Una de las razones por las que los infoproductos son tan populares (muchos blogueros los utilizan) es que, superado la dedicación inicial para generar el infoproducto, no precisan mucha dedicación, salvo para actualizarlo y mantenerlo al día con las novedades que surjan en el mercado.

Como contrapartida, debemos promocionarlo y difundirlo: de nada sirve que tengas el mejor infoproducto si nadie lo conoce. Escribe sobre él en tu blog, difúndelo por las redes sociales, regala una versión recortada (los primeros capítulos)… todo aquello que haga que los usuarios te visiten y se sientan tentados por tu infoproducto.

 

3. Enlaces de afiliación

Enlaces de afiliación de tu sector para conseguir comisiones
Afíliate con marcas de calidad en tu sector

Otro método que, como el AdSense, resulta muy, muy fácil de utilizar pero que, a diferencia del AdSense, tiene un margen de beneficios bastante mayor.

Es tan fácil como que utilices un enlace especial de una marca o producto para que, cuando el usuario clique en él, lo dirija a la página de esa marca o producto y, si el usuario finalmente adquiere el producto o contrata un servicio, la empresa te da una comisión, que suele ser un porcentaje del importe de la transacción.

La ventaja de los enlaces de afiliación es que, en general, ofrecen un beneficio bastante alto: desde unos cuantos euros hasta varias decenas de euros, dependiendo del producto o servicio adquirido.

Su principal inconveniente: el usuario tiene que clicar en el enlace de afiliación y completar la transacción. Para conseguirlo, no puedes limitarte a simplemente colocar un banner con el enlace y a esperar, sino que debes atraer usuarios que estén interesados en ese tipo de productos o servicios y mostrarles las ventajas de utilizarlo.

La mejor forma de hacerlo es escribiendo y un post sobre dichos productos, hablando de sus características y sus ventajas pero, ojo, nunca intentes engañar al usuario. Pero ante todo, honestidad y profesionalidad: asegúrate siempre que el producto o servicio que recomiendas sea bueno y de calidad: ¿no querrás después un usuario enfadado contigo en las Redes Sociales, verdad?

Por ejemplo, en mi caso tengo enlaces de afiliación con WebEmpresa y Raiola NetWorks. Aunque verás algún banner en mi blog con estos enlaces, lo que realmente atrae a los usuarios y hacen que se planteen contratar uno u otro proveedor es un artículo que explica qué debemos pedir al mejor hosting WordPress y cómo optimizar WordPress para aprovechar al máximo la potencia del proveedor.

Una vez tengas el artículo, la labor que te queda será similar a los infoproductos: posiciónalo en Google para atraer muchas visitas cualificadas interesadas en ese tipo de productos o servicios.

 

4. Programas de afiliación eCommerce & Dropshipping

Te aviso de antemano, estos métodos de monetización, ambas relacionadas con el comercio electrónico, necesitan que les dediques bastante tiempo. Tanto al principio, para preparar una plataforma de comercio electrónico, como para su funcionamiento, actualizando y revisando los productos, y promocionando tu plataforma para aumentar las visitas cualificadas.

Veamos las principales diferencias entre ambos métodos:

  • eCommerce de afiliación. Tu plataforma es simplemente un escaparate de los productos del proveedor que hayas elegido (el programa de afiliación de Amazon es uno de los más utilizados). Los usuarios navegan a través de tu web, comprueban los productos, incluso pueden añadirlos en el carrito de compra, pero la compra final se realiza en la plataforma del proveedor, llevándote un porcentaje del importe total.
  • Dropshipping. Ya no eres un mero escaparate, sino que también gestionas la atención al cliente, el proceso de compra y la facturación. El proveedor se limita a preparar el pedido según tus instrucciones, enviarlo al cliente en tu nombre y gestionar las devoluciones.

Antes estas características, resulta evidente que el Dropshipping requerirá bastante más tiempo de dedicación, puesto que serás tú quien dé la cara ante el cliente y todo eso deberás gestionarlo adecuadamente. Como compensación, el porcentaje de comisión suele ser bastante mayor que en el caso del eCommerce de afiliación.

Eres tú quien debe valorar el tiempo que puedes disponer para elegir uno u otro método pero, si no tienes experiencia previa en comercio electrónico, sería mejor empezar con un programa de afiliación. Sea cual sea el método que elijas, tu blog puede ser un elemento crucial para promocionarlo y atraer más visitas cualificadas.

La principal barrera de entrada a estos métodos de monetización es que necesitas cierta cualificación técnica para implementarlos (o contratar a alguien para que lo haga por ti), aunque los proveedores suelen proporcionar soporte técnico para que montarlo. En el caso del Dropshipping, hay proveedores que incluso te proporcionan una plataforma online (aunque seguramente también ofrezcan menor comisión).

Ahora bien, si finalmente te decides por el Dropshipping, investiga muy bien el mercado y los principales proveedores. En los últimos años ha habido un boom de esta modalidad y no han faltado proveedores que han querido aprovecharse, ofreciendo comisiones muy bajas o delegando en ti tantas responsabilidades que el proveedor deja de comportarse como tal y se convierte en un simple almacén de aprovisionamiento.

 

5. Redactor de contenidos de calidad

¿Se te da bien redactar buenos contenidos sobre un determinado tema? ¿Tienes un blog con un buen número de visitas y tus usuarios aprecian tus posts? Entonces podrías sacar beneficio de esta cualidad escribiendo artículos a cambio, claro, de una compensación económica.

Básicamente, tienes dos opciones para hacerlo:

  • Escribir para otros, en que ofreces tus servicios para escribir artículos en los temas que dominas, acordando un precio (normalmente por palabra) y una extensión del artículo. Hay muchas plataformas que ponen en contacto redactores con sitios webs que necesitan contenidos (por ejemplo, Textbroker o Publisuites) y que se llevan una comisión del pago realizado.
  • Escribir posts patrocinados, en que escribes un artículo sobre un determinado tema y enlazas con el patrocinador, que te pagaría por ello (Publisuites también ofrece esta opción). Debes ser muy cauteloso con esta modalidad y asegurarte que estos posts siempre encajen con tu línea editorial y la calidad del resto de tus contenidos. No escribas sobre cualquier cosa y de cualquier forma solo por un puñado de dólares.

Por último, un aspecto importante a la hora de redactar contenidos. Al tratarse de material para ser publicado en Internet, su optimización para el posicionamiento orgánico en los buscadores se convierte en una característica imprescindible que no debes dejar de lado.

No es necesario que te conviertas en un experto en SEO, pero sí que tengas nociones de posicionamiento web y copywriting para evitar cometer errores que puedan penalizar tu contenido. Los que te contraten te evaluarán no solo en función de la calidad de tus escritos, sino en su capacidad para atraer visitas.

 

6. Crowdfunding

El Crowdfunfind como ayudar para ganar dinero para proyectos del blog
¿La gente apoyaría los proyectos de tu blog?

A primera vista, puedes pensar que este método no parece dirigido a la monetización de blogs, sino para la financiación de proyectos de emprendimiento. Y sí, quizás ese fuese su concepción original, pero se ha ido ampliando para recoger la posibilidad de financiar también otro tipo de proyectos y, ¿por qué no?, como método para monetizar un blog.

Las plataformas de crowdfunding permiten recolectar una cierta cantidad de dinero para financiar algún tipo de proyecto. Si la iniciativa reúne la suficiente financiación, quienes hayan aportado dinero tendrán una serie de recompensas por apoyar ese proyecto, como ser los primeros en disponer de los productos resultantes de ese proyecto o tener trato preferencial para cuando estén a la venta.

¿Cómo llevar este concepto a la monetización de un blog? Si la temática de tu blog te da la posibilidad de crear un producto físico que resulte atractivo a tu audiencia y que pagaría por él, entonces fináncialo como un proyecto de crowdfunding y así también estarás monetizando tu blog.

Además, lanzar este tipo de iniciativas a través de crowdfunding tiene una ventaja importante: solo estás obligado a iniciar el proyecto si reúnes la financiación suficiente. De esta forma, sabes de antemano si tu producto es viable y cuántas unidades debes crear para entregarlo a los usuarios-inversores.

Un ejemplo de este método de monetización lo podéis ver en este proyecto de creación de una enciclopedia de videos juegos retro, junto con software para máquinas y videoconsolas de 8 bits de la década de los 80 (como el ZX-Spectrum, MSX o Commodore 64). Este proyecto lo lanzó un bloguero, apasionado por las máquinas retro, demuestra que, con imaginación y creatividad, puedes crear un producto que enamore a tu audiencia.

 

7. Webinars

Por último, un método que está teniendo cada vez más aceptación entre los usuarios, por cuanto les “acerca” a los blogueros, o profesionales, que habitualmente siguen a través de Internet, sin necesidad de desplazarse.

Por esta misma característica, los webinars no son para todos, especialmente si son blogueros que acaban de empezar y todavía tienen que labrarse una reputación y darse a conocer entre su potencial audiencia.

Pero tampoco pensemos que solo son para aquellos blogueros que ya tienen una audiencia bien asentada y fiel, que estaría dispuesta a pagar una cantidad de dinero razonable por asistir (virtualmente) a una conferencia de su persona de referencia. Evidentemente, un bloguero de reconocido prestigio puede permitírselo.

En el momento en que empiezas a atesorar un buen número de seguidores y suscriptores, y que tu reputación online empieza a apuntar maneras, sin duda debes plantearte este método, aunque antes tantea tu audiencia y analiza bien sus intereses.

Una buena forma de hacerlo es ofreciendo primero webinars gratuitos, que después puedan descargarse, para que puedas evaluar el interés que despiertas entre los usuarios. A partir del número de asistentes, su grado de participación durante el Webinar, el número de descargas y la repercusión de estos primeros webinars, puedes plantearte diseñar un Webinar de pago, con contenidos exclusivos que generen expectación entre tu audiencia.

 

Conclusiones

Conclusiones del post: resumen para leer en menos de un minutoLlega un momento en la vida de todo bloguero que se plantea ganar algún dinero a través de su blog. No necesariamente como medio de vida, sino como una pequeña ayuda a su economía familiar, tan maltratada en los últimos años. O, ¿por qué no?, incluso como su principal sistema de ingresos, aunque a cambio, claro, de más dedicación y esfuerzo.

En cualquier caso, monetizar un blog no debe basarse en una estrategia de ensayo y error: quizás no nos cueste dinero, pero sí mucho tiempo y frustración que nos hará abandonarlo en pocos meses.

Es necesario definir una estrategia de monetización desde el principio, basada en nuestras propias aptitudes y marcando una series de factores y parámetros desde un punto de vista realista, evitando caer en el optimismo desmesurado ni en el pesimismo catastrofista.

Una estrategia bien definida, adaptada a la situación actual de nuestra audiencia, y flexible para adaptarse a los cambios de comportamiento de los usuarios, nos acercará mejor y más rápido al objetivo de monetizar nuestro blog.

Por otro lado, aunque hay decenas y decenas de métodos de monetización, no todos son los más adecuados, sobre todo si estamos comenzando, y debemos elegir ese método o métodos que mejor encajan con nuestras necesidades, nuestros conocimientos y la disponibilidad que podamos ofrecer al proceso de monetización.

Esta combinación entre estrategia bien diseñada y métodos correctamente elegidos son los que, a la larga, nos asegurarán un fluir continuo de usuarios cualificados que, a su vez, mantendrán el flujo de monetización de nuestro blog.

 

¿Y tú, qué factores consideras fundamentales en la estrategia de monetización de un blog? ¿Crees que los métodos de monetización solo sirven para los grandes blogueros, con decenas de miles de seguidores? ¿Qué métodos son para ti los más rentables y fáciles de implementar?

Imágenes: freepik, elaboración propia.

[ Hasta ahora habéis votado 4, con nota media 5 ]

Quizás también te interese...

Cómo ganar dinero en Internet para monetizar tu Blog
Tweet about this on Twitter45Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn21Buffer this pageEmail this to someone
Etiquetas: monetizar    planificación
Sobre el autor,
Consultor SEO Freelance, Ingeniero Superior de Informática, Certificado en Google Adwords y Experto Universitario de Social Media Marketing, con más de 20 años de experiencia en el sector de Internet y las Nuevas Tecnologías.

Hay 3 comentarios acerca de:
    “Cómo ganar dinero en Internet para monetizar tu Blog

  • Pingback: Bitacoras.com

  • 10/12/2016 a las 10:31
    Enlace permanente

    Hola Antonio. Me ha gustado cuando vas dicho que un blog es como cuidar a un bebé,totalmente de acuerdo. Hay que tener las ideas muy claras y la mente siempre positiva porque lo pintan tan bonito que no es así. Trabajo diario al máximo y no solo al escribir, son muchos factores a trabajar a diario. Enhorabuena por esa currada de post. Un abrazo

    Responder
    • 12/12/2016 a las 11:28
      Enlace permanente

      Hola, José:

      Me alegra que te haya gustado el post. Viniendo de ti, que te trabajas los posts una barbaridad, significa mucho para mí 🙂

      Como bien dices, mantener un blog requiere tener una visión muy realista de lo que significa, sin caer en esos optimismos desmesurados o sensacionalistas que muchas veces se leen por ahí. Trabajo constante y sin pausa, sí, señor 😀

      ¡Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.