Gana tiempo automatizando la planificación de la difusión de tus contenidos

De nada sirve crear buenos contenidos si no los difundimos y promocionamos adecuadamente en Redes Sociales. Sin embargo, diseñar la estrategia de difusión de contenidos puede consumir mucho tiempo, que no podremos dedicar a generar buenos contenidos. BlogsterApp ofrece una herramienta de planificación automática que, una vez configurada, nos ayudará a difundir nuestros contenidos y analizar su impacto en nuestra audiencia.

Tiempo medio de lectura: 15 min (4.500 palabras).
Si no tienes tiempo ahora, puedes saltar directamente a las conclusiones del artículo.

Tabla de contenidos


Guía de hosting WordPress y mejores optimizaciones

Marketing de Contenidos no es solo crear Contenidos de Calidad

Además de crearlos, el Marketing de Contenidos debe difundirlos
¿Cómo diseñas tu Marketing de Contenidos?

Si hiciéramos una rápida encuesta sobre qué es el Marketing de Contenidos, probablemente la mayor parte de las respuestas caería en alguno o algunos de los siguientes puntos:

  • Crear contenido de calidad que aporte valor a nuestro público objetivo.
  • Detectar lo que quiere/necesita/busca el usuario para ofrecérselo.
  • Diseñar una planificación de publicación de nuevos contenidos (y cumplirla).
  • Atraer clientes potenciales con contenidos que nos diferencien de la competencia.
  • Fidelizar clientes enriqueciendo la relación que ya existe con nuevos contenidos.

Todos estos puntos giran en torno a un mismo concepto: creación de contenidos de calidad. Sin embargo, hay un aspecto fundamental en el marketing de contenidos que, aunque no se olvide, sí que muchas veces se deja en un segundo plano: la distribución de estos contenidos.

Y, por distribución de contenidos, no me refiero solamente a difundir los nuevos contenidos en todos nuestros perfiles sociales y otros medios, sino a toda una estrategia de difusión y promoción tanto de los contenidos nuevos como antiguos.

Posiblemente pensaréis y diréis, con toda la razón del mundo, que no se puede desligar la creación de contenidos de su difusión, y que si se crean contenidos es para difundirlos…

Sí, pero quisiera destacar una palabra de toda esa frase en negrita anterior: estrategia.

Porque, muchas veces, la estrategia utilizada es… ¡no seguir ninguna estrategia que se pueda calificar como tal! Es decir, difundir indiscriminadamente los contenidos a través de todos los perfiles sociales posibles u otros medios, sin seguir ningún criterio o ninguna pauta, y con la esperanza (¿ilusión?) de que alguno llegará a buen puerto (esto es, un usuario cualificado).

La diferencia es tan “sutil” como la que hay entre disparar con un rifle de precisión o con una ametralladora. Mientras que el francotirador solo necesitaría un disparo para alcanzar y abatir con precisión su objetivo, a la ametralladora le haría falta una ráfaga de disparos para conseguirlo y, aún así, probablemente no acertaría de lleno al objetivo o, incluso, podría fallar. Un derroche de recursos para un resultado incierto.

En otras palabras, la efectividad de una bala bien apuntada frente a la ineficiencia de varias decenas de balas lanzadas más o menos en la misma dirección.

 

Errores habituales en las estrategias de difusión de contenidos

Evita estos errores al difundir tus contenidos
¿Cometes estos errores en la difusión de tus contenidos?

Hemos mencionado el error más fácilmente identificable de una estrategia de difusión de contenidos (no tenerla), pero no es el único que podemos cometer. Y, probablemente, ni siquiera sea el más frecuente.

No debemos olvidar que no existe una estrategia de difusión de contenidos “genérica”, sino que depende de muchos factores, como el perfil del público objetivo, las características del canal de difusión o red social utilizado, los objetivos de la campaña de difusión, el formato del propio contenido, etc.

Esto significa que tampoco podemos generalizar tan libremente a todas las estrategias los errores más habituales que se puedan cometer, porque quizás no sean aplicables o apenas tengan impacto en algunos casos mientras que, en otros casos, sean trascendentales.

A pesar de ello, sí podemos identificar algunas acciones que, en la mayoría de los casos, reducirán o anularán la efectividad de nuestra estrategia de difusión.

La siguiente lista relaciona estos errores más habituales, lo que nos ayudará a diseñar una estrategia con más posibilidades de éxito, aunque siempre deberemos evaluarlos bajo las características concretas de cada proyecto:

  • Difundir el contenido cualquier día o a cualquier hora. ¿Emitirías por televisión un anuncio dirigido a personas mayores a las 3 de la madrugada? Pues la misma consideración debes tener con cualquier otro canal o Red Social: cuáles son los días y horas en que nuestros mensajes lleguen al mayor número posible de personas de nuestro público objetivo.
  • Difundir el contenido en Redes Sociales (u otros canales) inapropiadas. Siguiendo con el ejemplo del anuncio de televisión: ¿emitirías un anuncio para jubilados en el Canal Disney? Identifica dónde está tu público objetivo y utiliza los canales y redes sociales donde se encuentren.
  • No incluir contenido gráfico (imágenes). No digo nada nuevo: somos criaturas visuales y procesamos mucho más rápidamente la más información visual que la escrita. Acompaña todas tus difusiones con imágenes llamativas pero, ojo, siempre relacionadas con o que evoquen al contenido.
  • No utilizar etiquetas o hashtags. Con estas etiquetas no solo destacamos los aspectos más relevantes del contenido, sino que facilitamos que nos encuentren si alguien las busca expresamente. Asegúrate también que utilices etiquetas con cierta popularidad: no hace falta que sean trending topics, pero sí que tengan cierta difusión.
  • No analizar el impacto y alcance de los mensajes publicados. Con todas las posibilidades de las herramientas de medición y análisis existentes, sería casi imperdonable que no comprobásemos cómo funcionan y responden nuestras campañas; por ejemplo, cuántos usuarios han recibido un mensaje o cuántos han clicado en él. Si una campaña no ha funcionado hoy, ¿de qué sirve repetirla hasta la saciedad sin cambios? Mide y actúa en consecuencia.
  • Utilizar un titular neutro, que no resulte lo suficientemente atractivo. ¿Dónde clicarías antes: en un texto que ponga “Zapatos negros de charol para que te los pongas en tus pies” o en “Siéntete más seguro pisando fuerte con nuestros zapatos negros de charol”? Cuidado: atractivo, sí, pero nunca sensacionalista (es decir, sin faltar a la verdad).
  • No utilizar y evaluar la efectividad de distintos titulares. Si en la redifusión de nuestras publicaciones, siempre utilizamos el mismo mensaje o titular, perdemos la oportunidad de probar otros textos o hashtags que quizás sean más efectivos y tengan más capacidad de llamada. Por supuesto, esta medida debe ir emparejada con la correspondiente medición y análisis de su impacto.
  • Incluir solo contenidos propios. Vale, estamos hablando de difusión de “nuestros” contenidos, pero incluyo este error para que nunca olvidemos que estamos aportando valor a nuestros usuarios y, ¿de verdad que creemos que no hay nada “ahí fuera” que les sea de interés? Los usuarios apreciarán que no le estemos siempre “vendiendo” nuestra marca.
  • Saturar nuestros perfiles con las mismas publicaciones. Una cosa es redifusión y otra inundar el canal con los mismos mensajes una y otra vez. En la variedad está el gusto. Si no tenemos suficientes contenidos para introducir esta variación, habrá que incluir mayor variedad de contenidos ajenos que puedan interesar a nuestra audiencia.
  • Olvidarse de los contenidos antiguos. A veces parece que haya una ley no escrita de que un contenido pierde vigencia y debe dejar de difundirse en cuanto publicamos el siguiente, cuando debería ser un proceso continuo. Si tenemos contenidos “evergreen”, estupendo, no hay problemas para redifundirlos, pero no desdeñemos los que no lo sean, sino que aprovechemos la oportunidad de revisarlos y actualizarlos para redifundirlos como contenido actual.

Si bien estos errores pueden ser extensibles a una gran parte de las estrategias de difusión de contenidos, también debemos analizar concienzudamente cada campaña para evitar errores o incidencias específicos de esa campaña y estrategia.

 

Automatización de la difusión de Contenidos en Redes Sociales

Planificar la difusión automática de contenidos
¿Como difundir los contenidos en las RRSS?

Como habréis deducido a partir de la anterior lista de errores habituales en una estrategia de difusión de contenidos, hay muchos aspectos a tener en cuenta como para que la llevemos a cabo manualmente de forma eficaz.

Imaginaos, simplemente, el tener que estar pendiente de hacer las difusiones en las horas de máxima audiencia o llevar el control y el seguimiento de las diferentes versiones de la difusión de una misma publicación… ¡nos podemos desesperar!

De ahí que existan herramientas que nos permitan automatizar parte de estas tareas de difusión para que las hagan por nosotros, después de configurarlas y prepararlos con antelación para indicarles cómo, cuándo o dónde difundir nuestros contenidos.

Para conocer sus posibilidades, vamos a dar un repaso rápido a dos de las herramientas más utilizadas: buffer, basada en web, y Revive Old Posts, operativa como plugin de WordPress.

Solo nos pararemos lo suficiente para destacar las características más relevantes de cada una de estas herramientas en sus versiones gratuitas, sus posibilidades y, especialmente, sus limitaciones a la hora de configurar una estrategia de difusión de contenidos.

Porque, como observaréis, nos ayudarán a automatizar parte de nuestra estrategia de difusión de contenidos, pero seguirá en nuestras manos gran parte del peso, sino todo, de su planificación.

 

Buffer, programación de publicaciones en Redes Sociales

La premisa de esta aplicación no puede ser más sencilla y evidente: preparar y programar con antelación tus publicaciones en las Redes Sociales, ya sean contenidos propios o ajenos.

Tiene el aliciente de que además incluye varias herramientas muy útiles:

  • Análisis de las publicaciones, con distintas métricas y parámetros para cada red social, aunque bastante limitada en la versión gratuita:

Datos básicos de análisis de una publicación en buffer

  • Programación de una parrilla de publicación semanal, en la que podemos elegir los días y horas cuando se harán las publicaciones automáticas:

Parrilla de programación de las publicaciones en buffer

  • Programación automática de las mejores horas de publicación (hasta 10 diarias en la versión gratuita), basado en el impacto de las publicaciones realizadas anteriormente:

Planificación óptima calculada por buffer

 

Actualmente, buffer puede publicar en perfiles de hasta 6 redes sociales distintas, previa autorización por nuestra parte, aunque la versión gratuita solo permite conectar con un único perfil en cada red:

Redes Sociales soportadas por buffer

 

Para publicar con buffer, tenemos dos posibilidades:

  • A través de la web, seleccionando la red o redes sociales donde queremos publicar e introduciendo el texto e imagen (o vídeo):

Edición del mensaje e image que publique buffer

  • A través de una extensión de Chrome, con las mismas opciones que a través de la web, con el plus de que carga automáticamente el título de la página que se está mostrando en el navegador, un enlace corto a su dirección y la posibilidad de seleccionar una de las imágenes de esa página:

Extensión Chrome de buffer para publicar contenidos

 

En ambos casos, podemos seleccionar que se haga la publicación en ese momento, que sea lo próximo en publicarse (según la programación horaria que hayamos configurado), que se añada a la cola de publicaciones (con lo que se añade al final de todas las publicaciones que ya estén programadas) o programarla a un día y hora específicos:

Posibilidades de publicación de posts en buffer

 

Como veis, incluso en su versión gratuita, buffer ofrece un buen abanico de funciones muy útiles para blogueros, aunque el límite de 10 publicaciones diarias se quede algo corto y, en la práctica, debamos programar sus publicaciones diariamente.

Sin embargo, aun con la versión de pago, imaginaos que debéis gestionar no solo las publicaciones de un blog (aunque pueden llegar a ser centenares), sino que gestionáis varios blogs, incluso de distintos clientes, como sucedería con un Community Manager o una Agencia.

Entonces no estaríamos hablando de unos pocos centenares, sino de miles de publicaciones que, a pesar de la automatización que proporciona buffer, nosotros deberemos programar previamente.

Pero si revisamos la anterior lista de errores habituales, veremos que con buffer tenemos algunas importantes limitaciones en nuestro campo de acción. Por ejemplo:

  • Aunque podemos reescribir los titulares e imágenes que se publicarán, no hay forma de gestionarlos en buffer, por lo que tenemos que hacerlo nosotros mismos. Imaginad el infierno que puede ser gestionar manualmente varios titulares para centenares de publicaciones, con el fin de optimizar su impacto en la audiencia.
  • Salvo que las etiquetas o hashtags aparezcan en el título de cada post a publicar, debemos introducirlas nosotros mismos cada vez, con lo que estamos de nuevo en la situación del punto anterior: debemos gestionarlas manualmente.
  • Aunque buffer da la opción de republicar (“re-buffer”), tenemos que hacerlo nosotros expresamente, reprogramándolo para un futura publicación.

Aunque buffer dispone de muchas opciones, sigue exigiendo mucha dedicación, no solo para preparar con antelación la parrilla de publicaciones, sino también para mantener actualizada la cola de publicaciones y hacer el seguimiento y análisis de las variaciones que hayamos introducido.

 

Revive Old Posts, publicaciones automáticas de blogs en WordPress

En el caso de que nuestro blog esté en WordPress, podemos utilizar este plugin para que publique periódica y autónomamente los posts antiguos en varias redes sociales, sin apenas necesidad de revisión y supervisión (aunque no es lo más recomendable).

Ya habréis observado que tiene una importante limitación: solo sirve para redifundir contenidos propios, no ajenos, por lo que necesitaríamos otra herramienta (la propia buffer o cualquier otra similar) para programar la difusión de los posts de otros blogs.

Pero, como iremos viendo a continuación, no es ésta la única limitación, si nos atenemos a la anterior lista de errores más habituales, que nos encontraremos con Revive Old Posts, lo que deberemos tener en cuenta cuando estemos diseñando nuestra estrategia de difusión de contenidos.

Para utilizarla, el primer paso, como es lógico, es conectar y autorizar los perfiles de las Redes Sociales donde vamos a realizar la redifusión de las publicaciones:

Redes sociales soportadas por el plugin Revive Old Posts

 

El repertorio de Redes Sociales soportadas no es muy amplia y, en su versión gratuita, solo permite añadir una cuenta por cada una de estas Redes Sociales.

Una vez que hemos conectado con los perfiles sociales que nos interesan, podemos pasar a configurar cómo se van a publicar los posts antiguos, en caso de que la configuración por defecto no se adapte a nuestros intereses.

En primer lugar, configuraríamos aspectos generales de la publicación, como la periodicidad, antigüedad máxima y mínima de los posts a publicar, o excluir posts de una categoría concreta, entre otros:

Configuración de la publicación de posts en Revive Old Posts

 

A continuación, podemos configurar cómo será el formato de las publicaciones, como cuál será su contenido, si utilizará algún campo personalizado de los posts (que deberemos crear y rellenar nosotros), si incluirá alguna etiqueta o hashtag, o cómo acortar los enlaces:

Formatos de las publicaciones realizadas por Revive Old Posts

 

Este plugin permite incluir imágenes en las publicaciones, pero solo en la versión profesional (de pago), lo que es una limitación bastante importante pues limita mucho el impacto y visibilidad de nuestros mensajes.

Una vez que lo hayamos configurado todo a nuestro gusto, pulsamos en los botones de “Empezar a compartir” y podemos ver cómo ha organizado la cola de publicación que, en la versión profesional, podemos editar y modificar:

Cola de las publicaciones pendientes del plugin Revive Old Posts

 

Con respecto a buffer, el plugin Revive Old Posts presenta bastantes más limitaciones, aunque esto no significa que no la usemos: habrá blogs y casos en los que será más que suficiente, pero debemos ser conscientes de estas limitaciones para no embarcarnos en una estrategia que después flaquee.

Concretamente, con este plugin no podríamos:

  • Gestionar varios titulares y/o imágenes para cada publicación, salvo que los editemos expresamente en la cola de publicación (en la versión profesional) y los gestionemos manualmente.
  • Aunque permite añadir etiquetas/hashtags para las publicaciones, sería la misma para todos los posts. Por lo que si queremos incluir otras, deberemos introducirlas nosotros mismos (y solo sería posible en la versión de pago).
  • Solo se puede analizar el impacto y alcance de las publicaciones a través de Google Analytics. No es que sea un inconveniente por sí mismo, pero obliga al usuario a tener que utilizar y configurar otra herramienta.

Como contrapartida, una vez configurado y lanzado, este plugin puede funcionar de forma casi completamente desasistida y casi nos podemos olvidar de él.

 

Planificación automática con BlogsterApp

BlogsterApp para planificar automáticamente las publicaciones en Redes Sociales
Insignia de BlogsterApp

Las dos herramientas anteriores representan dos polos opuestos. Por un lado, buffer es muy versátil y potente, pero puede requerir mucha dedicación para explotarla al 100%, sobre todo a medida que aumentamos el número de perfiles sociales. Por su parte, Revive Old Posts requiere muy poca dedicación, pero a costa de una funcionalidad más reducida y posibilidades de análisis más limitadas.

¿Podríamos disponer de una herramienta que tuviera las ventajas de ambas, pero reduciendo sus inconvenientes? Es decir, que sea lo suficientemente versátil para no caer en los errores más habituales de las estrategias de difusión, pero que no requiera tanta dedicación, especialmente para gestionar varias cuentas.

En otras palabras, una herramienta que “planificara” por nosotros las publicaciones en las Redes Sociales, previa carga y configuración de nuestros contenidos, además de poder analizar los resultados de la difusión.

Como habréis imaginado, no voy a ser tan malo como para haceros llegar hasta aquí y deciros que no, que tal herramienta no existe (y quedarme tan ancho) 😀

Pero antes de ver con detalle la dinámica de esta herramienta, BlogsterApp, os resumo algunas de sus características más sobresalientes para ir haciendo boca:

  • Carga automática de los títulos e imágenes de los posts de un blog implementado sobre WordPress o en las plataformas WordPress.com o Blogger.
  • Configuración de la planificación automática de las publicaciones a través de “difusores” de diversas Redes Sociales (actualmente, Twitter, Facebook, LinkedIn y Pinterest).
  • Edición de hasta 5 titulares (incluidos etiquetas o hashtags) e imágenes distintos para las publicaciones correspondientes a un mismo post.
  • Posibilidad de incorporar publicaciones de sitios web y blogs de terceros, ya sea manualmente o a través de una extensión de Google Chrome.
  • Herramientas de análisis estadístico para medir el alcance e impacto de las distintas publicaciones (del contenido propio) para los distintos titulares e imágenes (análisis básico en la versión gratuita).
  • Configuración de la planificación para los contenidos nuevos para reforzar su promoción durante los primeros días correspondientes a su lanzamiento (solo disponible en versiones de pago).
  • Posibilidad de revisar la planificación de publicaciones de las próximas 72 horas y modificarla según nuestros objetivos.

 

Conexión con las Redes Sociales (“difusores”)

Como cualquier herramienta que interactuará con nuestras cuentas en Redes Sociales, el primer paso consiste en conectarla y autorizarla para cada cuenta que, en el caso de BlogsterApp, se hace a través de lo que denominan difusores.

Actualmente, BlogsterApp dispone de difusores para Twitter, Facebook, LinkedIn y Pinterest:

Difusores de las Redes Sociales disponibles en BlogsterApp

 

Pero la conexión con las Redes Sociales no se queda sólo en la pertinente autorización, sino que BlogsterApp también nos permite configurar cómo queremos planificar la difusión de los contenidos a través de cada Red Social.

Una característica de BlogsterApp es que no hace falta indicar qué día y a qué hora queremos difundir las publicaciones, sino que él lo planifica automáticamente en base a una serie de criterios que podemos configurar en el difusor:

Configuración de la planificación de un difusor en BlogsterApp

 

Entre otros parámetros, a través del difusor podemos indicar qué días y en qué rango de horas (hasta 4) queremos que se hagan las publicaciones, que podemos ajustar en función de cada red social, las horas de máximo impacto para nuestra audiencia o del objetivo de nuestra campaña.

Por ejemplo, para LinkedIn no elegiríamos sábado y domingo, y seleccionaríamos una zona horaria para primera hora de la mañana (de 7 a 9 horas).

Una vez configurado el difusor, BlogsterApp se encarga de difundir automáticamente nuestros posts y los posts de terceros (“noticias”) sin más asistencia por nuestra parte.

 

Panel de control de los Blogs

Una vez que hemos activado uno o más difusores, el siguiente paso es indicar el origen de nuestros contenidos, que BlogsterApp se encargará de cargar automáticamente (sincronizar), siempre y cuando se trate de un blog en WordPress, Blogger o WordPress.com.

A través del Panel de Control (“Mis Blogs”) de BlogsterApp, podemos introducir las direcciones web de los blogs que queramos sincronizar:

BlogsterApp permite sincronizar con WordPres, Blogger y WordPress.com

 

Una vez sincronizado un blog, el Panel de Control nos muestra un resumen del estado de su planificación y difusión:

Resumen del estado de la planificación automática de un blog en BlogsterApp

 

En esta imagen, vemos que el blog en cuestión tiene 59 entradas (posts), con un total de 224 titulares (recordad, BlogsterApp permite asignar varios titulares a cada publicación), solo se difunde a través de Twitter y las publicaciones realizadas han recibido 944 clics. Además, pinchando en cada uno de estos datos, accedemos a la página para consultar información más detallada sobre ese dato.

 

Entradas del blog

Una vez sincronizado un blog, podemos consultar las entradas que BlogsterApp ha cargado:

Estado de las entradas sincronizadas por BlogsterApp

 

Además de los títulos de nuestros posts, en esta tabla podemos ver su fecha de publicación en el blog, el número de titulares que hemos asociado a cada post, el número de clics que hasta ese momento ha recibido desde las redes sociales o marcar si ese contenido sigue siendo relevante para ser publicado o está caducado (y ya no se publicaría más).

De un simple vistazo, por tanto, podemos ver cuáles son nuestros contenidos que más aceptación han tenido entre nuestra audiencia, lo que nos puede servir para escribir nuestros próximos contenidos.

 

Edición de las publicaciones (titulares e imágenes) de un post

Junto a la planificación automática, ésta es una de las características más atractivas y útiles de BlogsterApp: ¡podemos tener varios titulares para cada post!

No debemos subestimar la potencia de esta función. Gracias a ella, podemos probar distintas combinaciones de titulares, imágenes y hashtags para analizar el impacto que tienen entre nuestra audiencia, permitiéndonos conocerles mejor y optimizar nuestra estrategia de difusión de contenidos:

Edición de titulares e imágenes en las publicaciones de posts en BlogsterApp

 

Como se puede ver en la imagen, junto a cada titular se muestra el número de clics que ha recibido, lo que nos permite saber cuál ha sido el más efectivo.

La planificación automática de blogsterApp no establece prioridad de un titular sobre otro, por lo que tendrán prácticamente el mismo número de publicaciones y no necesitaremos ponderar o compensar el número de clics.

 

Promoción de nuevos contenidos

La planificación automática que hemos visto ahora está muy bien, sí, pero se aplica por igual a todos los contenidos del blog sincronizados en BlogsterApp. Lógicamente, los contenidos nuevos o más recientes deberían requerir un tratamiento especial: al ser nuevos, queremos darles más protagonismo al principio, promocionándolos con más fuerza entre nuestra audiencia.

Para estos casos, disponemos de esta utilidad, que nos permite crear un plan de promoción para esos primeros días de un post, ajustado a la configuración de la planificación automática que hayamos hecho para cada difusor.

Así, si hemos configurado el difusor para que publique 3 mensajes diarios, podemos indicar cuántos y cuáles de esos mensajes corresponderán a un nuevo post durante los próximos 15 días a través de la siguiente tabla, en la que solo debemos pinchar sobre el banderín para cuando queramos que se publique el titular de este nuevo post:

Configuración del plan de promoción para los contenidos nuevos

 

Una vez pasados los días del plan de promoción (hasta 15 días), el post en cuestión entraría dentro del ciclo normal de publicaciones de la planificación automática.

Esta característica no está disponible en la versión gratuita, aunque se puede utilizar durante las dos semanas de prueba.

 

Edición de noticias (blogs o webs de terceros)

Lo vimos anteriormente: no debemos caer en el error de hablar solamente sobre nosotros. No solo cansaremos a nuestra audiencia, sino que estamos perdiendo una oportunidad valiosísima de hacerle llegar otros contenidos que les pueda resultar de interés y que nos valoren positivamente por hacérsela llegar.

En este sentido, BlogsterApp ofrece una utilidad funcionalmente similar a la de buffer, en la que introducimos la dirección de un post que consideremos de interés para nuestra audiencia y ésta se añade a una cola de publicaciones (denominada bandeja de salida en BlogsterApp).

La principal diferencia con buffer es que con BlogsterApp no especificamos una fecha y hora de publicación, sino que incluye esa noticia dentro de la planificación automática según como la hayamos configurado para cada difusor y blog:

Edición de las noticias externas dentro de BlogsterApp

 

Además, también disponemos de una extensión en Chrome que nos permite añadir la dirección de la noticia y asociarla con el plan de difusión de uno de nuestros blogs mientras estamos navegando, con la posibilidad de editar el titular y seleccionar la imagen que tendrá asociada:

Extensión Chrome para la curación de contenidos externos en BlogsterApp

 

Bandeja de salida

La Bandeja de salida es el equivalente a la cola de publicaciones de buffer, en la que podemos ver los posts que se han publicado en los últimos días o los posts planificados para ser publicados en los próximos días:

Publicaciones en la bandeja de salida de BlogsterApp de los últimos 7 días

 

Para cada publicación se muestra un banderín de estado (de color verde si no ha habido ningún problema) y, en el caso de que estemos viendo la previsión para los próximos días, tenemos la posibilidad de eliminar mensajes de la planificación.

 

Análisis estadístico de las publicaciones

Ya hemos visto en algunos apartados anteriores que la versión gratuita de BlogsterApp muestra el número de clics que reciben nuestras publicaciones y titulares.

Las versiones de pago amplían esta información, pudiendo consultar los datos estadísticos de los clics realizados para los distintos difusores dentro de un rango de tiempo determinado, destacando los titulares con más clics y el número acumulado de clics por cada difusor:

Estadísticas de los clics recibidos por cada titular y difusor en BlogsterApp

 

Aunque el análisis es bastante sencillo, nos ofrece información muy útil para identificar los contenidos más relevantes, la red social con mayor respuesta y qué titulares o hashtags atraen más usuarios.

 

Conclusiones

A grandes rasgos, el Marketing de Contenidos consiste en dos tareas fundamentales: la creación de contenidos y la difusión de éstos entre nuestra audiencia. Por regla general, mientras que la primera tarea puede resultar muy gratificante, la segunda suele frustrarnos, sobre todo si debemos gestionar la estrategia de difusión de contenidos de varios blogs, con miles de posts.

Aunque existen herramientas que nos ayudan en este proceso, automatizando la difusión de nuestros contenidos a través de las Redes Sociales, no siempre ofrecen una solución adaptada a nuestras necesidades.

Así, por ejemplo, buffer, una de más conocidas gracias a su versatilidad y potencia, requiere mucha dedicación previa para preparar y programar las publicaciones. Por su parte, Revive Old Posts, aunque prácticamente puede funcionar de forma desasistida,

La herramienta BlogsterApp se podría situar en mitad de ambos extremos: ofrece muchas de las funcionalidades que dispone buffer, pero bajo un concepto de planificación automática que nos libera de mucha carga de trabajo en esa primera fase preparatoria de la estrategia de contenidos.

Además, incluye utilidades propias (como la edición de varios titulares e imágenes por cada post o el plan de promoción) que lo convierte en una herramienta muy a tener en cuenta para nuestras estrategias de difusión de contenidos y evitar algunos de los errores más habituales en su diseño.

 

¿Qué te ha parecido BlogsterApp? ¿Conoces alguna otra herramienta que haga este tipo de planificaciones automáticas? ¿Qué herramientas utilizas tú para automatizar tus publicaciones y las de terceros en tus perfiles sociales?

Imágenes: freepik, BlogsterApp, elaboración propia.

 

¿El post te ha resultado útil? ¡Ayúdame a mejorar y puntúalo!

[ Hasta ahora habéis votado 3, con nota media 5 ]
 
Tweet about this on Twitter50Share on Facebook0Share on Google+11Pin on Pinterest0Share on LinkedIn14Buffer this pageEmail this to someone

Quizás también te interese...

BlogsterApp: Planificación automática de la Difusión de Contenidos
Sobre el autor,
Consultor SEO Freelance, Ingeniero Superior de Informática, Certificado en Google Adwords y Experto Universitario de Social Media Marketing, con más de 20 años de experiencia en el sector de Internet y las Nuevas Tecnologías.

Hay 4 comentarios acerca de:
    “BlogsterApp: Planificación automática de la Difusión de Contenidos

  • 31/05/2017 a las 11:35
    Enlace permanente

    Hola, Antonio.
    Me ha parecido muy interesante tu post y muy detallado. Indudablemente estoy de acuerdo contigo en la difusión de contenidos y en no perder de vista los contenidos antiguos que tanto trabajo nos tomó crear.
    En cuanto a herramientas yo suelo utilizar Hotsuite y a v!eces Buffer, pero esta que comentas, Blogster App me ha parecido muy interesante, así que creo que la probaré y trastearé con ella a ver que tal rula. Me mola que tenga la opción de Linkedin empresas, ya que tengo un perfil y una página en Linkedin y esta opción me permitirá darle más vidilla en piloto automático.
    Estupendo post!

    Responder
    • 01/06/2017 a las 17:44
      Enlace permanente

      Hola, José Luis:

      Gracias por tu comentario. Me alegro que te haya gustado el artículo.

      Hootsuite y Buffer son dos grandes herramientas, en efecto, pero adolecen de las posibilidades adicionales que ofrece BlogsterApp, sobre todo el de usar distintos titulares para un mismo post, que dan mucho juego para jugar con hashtags y otras palabras clave. Tan pronto empieces a usarla, al poco tiempo te preguntarás cómo pudiste estar antes sin ella 😉

      ¡Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.